Respaldo

Un magnate ruso apoya a Magna en la carrera por comprar Chrysler

El magnate ruso Oleg Deripaska, el segundo hombre más rico del país, brindó ayer su apoyo al proveedor de componentes Magna en la pelea por comprar Chrysler. El millonario ha pagado 1.140 millones de euros por el 18% de esta compañía canadiense.

La operación llevada a cabo por el oligarca ruso se ha producido a través de su grupo industrial Basic Element. La participación tomada, el 18% del capital de Magna por 1.540 millones de dólares (1.140 millones de euros), brinda a la compañía apoyo financiero de cara a la eventual compra de Chrysler, para la que por ahora es el principal candidato.

Deripaska es una figura con notables parecidos a Roman Abramovich. Nació en 1968 (dos años después que el dueño el Chelsea F.C.). En su caso, el origen de la fortuna no proviene del petróleo, sino del sector del aluminio. De hecho, en la actualidad es presidente y propietario de Rusal, la principal compañía rusa del sector del aluminio. El millonario tomó recientemente un 3% en el capital de la constructora alemana Hochtief, que está participada en un 25,1% por ACS.

Magna destacó en un comunicado que la inversión de Deripaska le permitirá acelerar sus 'esfuerzos estratégicos para aprovechar oportunidades de crecimiento', tanto en Rusia como en otros mercados automovilísticos. Para ello, el empresario ruso comprará 20 millones de acciones de Magna, por las que pagará 76,83 dólares por cada unidad. Este coste corresponde a la cotización media de los 20 días previos a la formulación de la propuesta, que se presentó el pasado 20 de abril.

Basic Element contará con seis representantes en el consejo de administración de Magna, que estará integrado por 14 miembros. Stronach Trust, el accionista de referencia de la compañía canadiense, tendrá otros seis representantes.

Nuevo holding

Además, la sociedad de inversión de Stronach y la compañía de Deripaska constituirán un holding en el que incluirán sus participaciones en Magna.

Russian Machines, también propiedad de Deripaska, invertirá 150 millones de dólares (111 millones de euros) en la compañía que asesora a Magna sobre sus negocios en Europa, y obtendrá el 50% de la retribución que Magna paga a esta consultora, denominada Stronach & Co. Deripaska indicó que el acuerdo con Magna aporta a Basic Element una ventaja competitiva 'única' y representa un potencial de crecimiento significativo tanto en Rusia como en los mercados limítrofes.

Magna se ha situado como principal candidato a una eventual adquisición del grupo Chrysler, después de que el presidente de DaimlerChrysler, Dieter Zetsche, anunciase el 14 de febrero que mantiene abiertas 'todas las opciones estratégicas' para su filial norteamericana, incluida la posible venta. La corporación ha iniciado paralelamente un nuevo plan de reestructuración en su división estadounidense.

La multinacional canadiense cerró el primer trimestre del año con un beneficio neto de 218 millones de dólares (unos 161,5 millones de euros), lo que supone un aumento del 2,3% respecto al mismo periodo de 2006. Su cifra de negocio creció un 7%, con 6.400 millones de dólares (4.740 millones de euros).