Hoteleras

NH tantea varias opciones para vender su filial inmobiliaria Sotogrande

NH está estudiando todas las opciones posibles para la venta de su negocio inmobiliario Sotogrande, en el que participa con el 97,7%. Aún no tiene definido qué hacer con esta compañía, que terminó de comprar el pasado año mediante una opa, y cuya actividad ha ido reduciendo los ingresos del grupo hotelero un 16,9% al año.

Lo que si es seguro es que la cadena presidida por Gabriele Burgio ha dejado en manos de N+1 la asesoría financiera y la valoración de la inmobiliaria para su desinversión, a tenor del hecho relevante publicado en agosto pasado, en el que NH anunció su intención de deshacerse de parte de ella y quedarse con al menos el 51%. Ahora el grupo no confirma qué porcentaje venderá o se quedará. 'Estudiamos diferentes opciones estratégicas respecto a la participación en Sotogrande', dicen en la empresa. Entre estas alternativas, se podrían incluir la venta parcial o total de la empresa o aumentar el free float de la compañía.

La cadena desconoce, además, la valoración de la compañía que ha realizado N+1. Según fuentes del sector, esta cifra podría rondar los 700 millones de euros, cifra que NH no confirma y que dice desconocer su origen.

NH HOTELES 3,86 0,78%

Otras fuentes del mercado comentan que la cadena podría estar hablando con algunos inversores interesados en comprar.

Tampoco este extremo ha sido confirmada por NH, que apunta que no ha recibido ninguna propuesta en firme.

Las intenciones de colocar en Bolsa parte o todo el capital de Sotogrande se han hecho públicas en varias ocasiones. Su presidente, Gabriele Burgio, señaló durante la junta extraordinaria general de accionistas, del pasado mes de marzo, que Sotogrande estará lista para incorporar más acciones a su free float, una vez concluido su acuerdo con la empresa italiana Jolly.

En el último trimestre de 2006, NH se hizo con el 97,7% de Sotogrande mediante una oferta pública de acciones (opa) que lanzó sobre el 20,9% en manos de Caja Madrid. El fin era controlar la totalidad de la compañía.

El acuerdo entre NH y Caja Madrid incluía, con extensión a todos los accionistas de Sotogrande que aceptaran la oferta, que en el caso de que la cadena hotelera vendiera su participación total en Sotogrande en los doce meses siguientes a la fecha en la que finalizó el plazo de aceptación de la oferta, NH tendría que pagar a Caja Madrid, por cada acción de Sotogrande transmitida a NH, el mayor valor que NH percibiera por la venta de dicha acción de Sotogrande a un tercero. NH manifestó en su momento que no tiene intención de transmitir su participación dentro del periodo citado.