Resultados

La fuga de clientes hunde los beneficios de Deutsche Telekom

Deutsche Telekom, que un día fue la operadora más grande de Europa, sigue sin levantar cabeza pese al recambio en la presidencia. Los resultados del primer trimestre así lo demuestran, con una cifra de beneficios muy por debajo de la esperada por el mercado y una tasa de deserciones de clientes más alta incluso que el año pasado.

Y es que los beneficios de la operadora alemana han vuelto a caer por cuatro trimestre consecutivo y en este caso lo han hecho un 58%, hasta los 459 millones. Las ventas, en cambio, han crecido un 4,1%, hasta 15.500 millones.

La clave de estos resultados estuvo en la telefonía fija de Alemania, donde se perdieron 600.000 líneas en tres meses. En móvil, en cambio, las cifras fueron positivas.

Deutsche Telekom también anunció ayer la venta de su filial francesa a Neuf Cegetel. Esta desinversión forma parte de un plan estratégico que ha provocado el plante de los trabajadores, que ayer votaron en masa la convocatoria de la mayor huelga desde 1996.