Exigencia

Sacyr pide que se investigue la venta de las acciones propias de Eiffage

La francesa Eiffage ve multiplicarse las demandas de sus accionistas españoles. Por un lado, Sacyr ha pedido al regulador bursátil galo, la AMF, que investigue a Eiffage por la venta del 1,7% de autocartera para reforzar su bloqueo. Por otro, la inmobiliaria Rayet y el promotor Luis Portillo han denunciado, como Sacyr, el bloqueo de la gala.

La opa que Sacyr ha lanzado por el 66,7% que no controla en Eiffage va camino de convertirse en un culebrón de denuncias y contradenuncias al estilo de la batalla de Endesa. La constructora que preside Luis del Rivero ha pedido a la Autorité des Marchés Financiers (AMF) que investigue la venta del 1,7% de la autocartera que Eiffage traspasó pocos días antes de la junta para reforzar el núcleo de votos anti-Sacyr. Así lo confirmaron a este diario fuentes conocedoras del proceso.

La constructora española ha aportado información a la AMF para que estudie el traspaso de esa autocartera a un máximo de dos inversores no desvelados. Entre el 10 y el 13 de abril, antes de la tumultuosa junta de Eiffage -en la que ésta vetó de nuevo la entrada de Sacyr en el consejo-, la constructora francesa cedió 1,6 millones de títulos propios, con lo que dejó al mínimo su autocartera, en el 0,81%, como avanzó Cinco Días. Así, las acciones propias en cartera que no gozan de derechos políticos pasaron a tenerlos y de esta forma Eiffage pudo reforzar el bloque de votos contrarios a Sacyr y el resto de accionistas españoles orquestado por el presidente de Eiffage, Jean-François Roverato.

El regulador aún tiene que pronunciarse sobre la opa de la constructora española. Y tendrá un papel clave en el proceso judicial abierto.

SACYR 2,59 2,29%

Unidas pero no concertadas

A la denuncia de Sacyr en los tribunales se han unido las demandas de la inmobiliaria Rayet y el promotor sevillano y presidente de Colonial, Luis Portillo, con un 4,21% y más del 2% de Eiffage, respectivamente. Cada una por separado han demandado a la francesa en el Tribunal de Comercio de Nanterre, al igual que Sacyr.

La inmobiliaria que preside Félix Abánades quiere impugnar la junta en la que Eiffage le suspendió todos sus derechos de voto menos el 0,33%. Según un comunicado, se reserva, además, otras acciones legales. Fuentes del grupo aseguran que la denuncia es 'independiente' de la de Sacyr y Portillo.

En paralelo, el promotor, que tiene su participación a través de la sociedad Portival, sí se ha unido a la demanda de la constructora contra el bloqueo en la junta de los derechos políticos de 89 accionistas españoles que tienen el 17,5% de Eiffage. Para no abrir otro proceso distinto ha presentado una 'intervención voluntaria', explicó a Efe el abogado de Portival, Dominique Lefort tras la primera vista de la denuncia de Sacyr que ayer se aplazó. Lefort negó que haya 'ninguna acción de concierto', la principal acusación de Eiffage.

Citas con el juez tras la vista aplazada

El primer capítulo de las denuncias mutuas de Sacyr y Eiffage acabó ayer en aplazamiento. El juez del tribunal mercantil de Nanterre, que estudia la denuncia de la española contra su participada, decidió aceptar la petición de más tiempo de esta última para presentar sus conclusiones. La siguiente cita será el día 24.

En paralelo, comienza el proceso iniciado por Rayet en el que el día 15 se analiza el bloqueo de sus derechos de voto por Eiffage y el día 24 la inmobiliaria pedirá formalmente impugnar la junta. La coincidencia de fechas y fondo de la demanda hace pensar que el juez unirá la de Rayet a la de Sacyr y Luis Portillo.

Mientras, Eiffage informó ayer, a través de un gabinete de comunicación español, de que la demanda penal que presentó ante el Tribunal de Grandes Instancias de París denuncia la 'superación del umbral de acciones permitidas y la difusión de falsa información al mercado'. La acusación inicial que saltó a la prensa gala era de concertación entre Sacyr y los 89 accionistas españoles.