Medidas

Altadis frena la compra de autocartera para no entorpecer las opas

Altadis no quiere obstaculizar las ofertas de CVC, PAI e Imperial. La tabacalera va a frenar la compra de acciones propias, lo que le permitirá ahorrarse unos 200,7 millones de euros hasta junio, cuando pretendía alcanzar el 3% de autocartera. Su beneficio trimestral ha crecido un 6,2% hasta 110 millones.

Altadis frena la compra de autocartera para no entorpecer las opas
Altadis frena la compra de autocartera para no entorpecer las opas

Las proposiciones de Imperial y los fondos CVC Capital y PAI Partners han llevado a la tabacalera a dejar en punto muerto la recompra de títulos propios, uno de los vehículos habituales de retribución a sus accionistas, con el objetivo de no entorpecer las ofertas de adquisición.

El fabricante de cigarrillos reconoce que no tenía obligación de frenar la compra de autocartera, pero ha decidido optar por su paralización para no despertar suspicacias en el mercado ante un eventual uso de información relevante. 'Comprar acciones propias antes de comunicar información a los mercados podría interpretarse como un intento de aprovechar la situación', reconoció ayer el director financiero de Altadis, Pierre-André Terisse, en la conferencia con analistas.

A 31 de marzo, Altadis tenía en autocartera 3,7 millones de acciones, equivalentes al 1,44% de su capital, integrado por 256,1 millones de títulos. A finales de 2006, la tabacalera controlaba 2,7 millones de acciones propias, por lo que a lo largo del primer trimestre, la compañía ha adquirido un millón de títulos.

Al precio de cierre de ayer, la autocartera de la hispano-francesa estaba valorada en unos 186,4 millones de euros. Antes de que comenzasen las especulaciones de compra, la compañía dirigida por Antonio Vázquez pretendía adquirir hasta junio el 3% de su capital. Con lo que la paralización de la recompra ha permitido a Altadis no tener que invertir alrededor de 200,7 millones.

Primer trimestre positivo

La tabacalera presentó sus cuentas trimestrales pasando de puntillas sobre las ofertas informales en curso. No reveló si CVC, PAI e Imperial han iniciado ya los procesos de valoración de activos due diligence, a los que dio luz verde el martes, y rechazó poner plazos. La tabacalera cerró marzo con un beneficio neto de 110,1 millones de euros, un 6,2% más que en el mismo periodo del año anterior, por lo que da por superado el negativo ejercicio 2006. De hecho, la compañía destaca el avance de su división de cigarrillos donde las ventas en volumen han crecido un 10,4%, sobre todo en España, Marruecos y Oriente Próximo. Sólo en el mercado español el avance en rubios ha sido del 9,4%.

Uno de los puntos negativos del primer trimestre de la tabacalera fue la evolución del mercado de cigarros en EE UU, donde las ventas han descendido un 18,1%, que atribuye a cambios en las tendencias de consumo y al impacto del tipo de cambio entre el dólar y el euro. La caída es significativa teniendo en cuenta que EE UU aporta el 55% de las ventas de la división de cigarros. Sin embargo, asegura que intentará revertir la situación con nuevos productos.

Altadis siempre ha destacado el potencial del mercado estadounidense, sobre todo cuando se levante el embargo a los productos cubanos. 'Estamos preparados', aseguró Terisse. Sin embargo, no quiso poner fecha a la apertura, aunque apuntó que se producirá 'en un futuro no muy lejano'.

Reservas distribuibles de 342 millones

Aunque Altadis no continuará con la recompra de autocartera, podrá retribuir a sus accionistas con sus reservas distribuibles, que se sitúan en 342 millones de euros. A finales de abril, la tabacalera desbloqueó estas reservas para recompensar a sus inversores, además de anunciar la venta de activos por valor de 650 millones de euros. Entre ellos, podría estar la participación del 6,7% que controla de Iberia a través de su filial Logista.

Por su parte, Imperial continúa reclamando a Altadis que le revele el nivel de información que está dispuesta a facilitarle y saber si recibirá el mismo trato que CVC y PAI.

Mientras, continúan ultimándose las negociaciones de los fondos de capital riesgo para incorporar a su consorcio holdings familiares españoles y franceses. Como adelantó Cinco Días, la firma británica CVC controlará una participación mayoritaria, mientras la gala PAI podría alcanzar hasta el 30% del accionariado. El resto del capital caerá en manos de inversores familiares. En el lado español podrían figurar la familia Carulla, propietaria de Agrolimen, y entidades como Caja Madrid.

Cae en Bolsa un 0,49%

¦bull; El mercado no respaldó los resultados de Altadis, que cerró la sesión con una caída del 0,49% hasta 50,40 euros. Fue el quinto valor más negociado en el parqué madrileño. Se intercambiaron más de 3,8 millones de acciones por valor de 196,5 millones de euros.