Petición

La OCDE pide nuevas reformas para fomentar el empleo juvenil

Si la senda que ha emprendido España para integrar a los jóvenes en el mercado laboral es 'muy positiva', aún quedan enormes esfuerzos por hacer. Tal es la conclusión del último informe sobre empleo juvenil de OCDE, presentado ayer en París por Raymond Torres, responsable del área de empleo.

La última reforma laboral, aunque bienvenida según el organismo porque ha incrementado la contratación estable, 'no proporcionará un impulso significativo a las perspectivas del empleo juvenil', advierten los autores del informe. Uno de los principales obstáculos al empleo juvenil es el uso de contratos temporales, que se elevaron al 66% en este colectivo y que 'afecta negativamente a las perspectivas de carrera de los jóvenes', al entrar en una continua rotación.

La OCDE insta a España a reducir el 'abuso' de este tipo de contratos y aconseja una mayor convergencia en el tratamiento de los contratos temporales e indefinidos. En concreto, propone reducir la diferencia en las indemnizaciones por despido entre ambos contratos para mejorar los incentivos de las empresas a ofrecer más empleos estables. Torres explicó que uno de los mayores retos de España es aumentar la seguridad y la calidad del empleo.

Aún así, Torres resalto que el incremento de la tasa de empleo juvenil ha sido 'espectacular' en diez años.