Confianza

JPMorgan apuesta por Telefónica y le da un potencial en Bolsa del 17%

Hacer de la debilidad virtud. Esto defiende JPMorgan, que, a pesar de augurar una caída de los ingresos de Telefónica en Alemania, ha elevado el objetivo a 19,50 euros, un 17% más. La empresa presidida por César Alierta subió ayer un 0,36% y cerró a 16,71 euros.

La filial británica de Telefónica, O2, ingresará en el primer trimestre de 2007 un 0,3% menos en Alemania que el año anterior, según el vaticinio de David Wright, de JPMorgan. La compañía, que presentará los resultados de enero a marzo el próximo miércoles, reforzará, siempre según el banco de inversión, su indiscutible liderato en España y crecerá en Gran Bretaña y Latinoamérica.

El dato negativo en Alemania, pese a ser preocupante, no debe eclipsar la buena marcha de la compañía. El mercado alemán representa un 3,4% en el Ebitda (beneficio bruto operativo) del grupo. Puede parecer un dato negativo para el accionistas, sin embargo, JPMorgan hace una lectura distinta: si tras la presentación de los resultados hay cierta cautela en los inversores, será un momento propicio para comprar. Telefónica goza de una diversificación y de un potencial suficiente para asumir un mal dato. 'La diversificación significa que cualquier debilidad es a menudo compensado por el reforzamiento de otra área de negocio', argumenta Wright.

El banco de inversión otorga a Telefónica un crecimiento potencial del 16,6%. Confían en que seguirá manteniendo su 71% de cuota de mercado en ADSL e incrementará, en un 4%, los ingresos por la telefonía móvil en el primer trimestre del año. Y si eso no fuera bastante, la situación en Latinoamérica, sobre todo, en Brasil y México, mejora respecto al año anterior. Todo ello, hace que Telefónica siga siendo la teleco preferida de JPMorgan.

Si se hace caso a los analistas, Telefónica está barata. Durante este mes y el siguiente, al menos 12 entidades financieras han fijado un precio objetivo por encima de la cotización actual. Dresdner Kleinwort y Oddo & Cie son de las pocas que atisban un horizonte a la baja.

Por otra parte, Juan Solana, de Intermoney, aplaude la entrada de Telefónica en el accionariado de Telecom Italia. La compañía española confirmó ayer que su participación indirecta en Telecom Italia ascenderá al 6,9% si se incluyen las 'acciones de ahorro', títulos que no confieren derechos políticos. Solana también recordó que Telefónica superó los objetivos financieros que se había marcado en 2006 y confía en que mantenga la senda positiva. Ese año, la segunda mayor empresa española por capitalización bursátil obtuvo un beneficio récord de 6.233 millones. JPMorgan, a pesar de sus halagos, estima que en 2007, el beneficio será menor.

En lo que va de año, Telefónica ha subido un 3,5% y ha superado al Ibex, que desde el primero de enero se ha revalorizado un 3,1%.