Parada

Sharp paraliza tres días la planta de televisores por falta de suministro de Japón

La dirección de la filial española de Sharp explicó ayer al comité de empresa que paralizará tres días de la próxima semana la producción de televisores de pantalla plana de la factoría de Sant Cugat (Barcelona) por problemas en el suministro de los paneles para los receptores de LCD que fabrica en Japón. La factoría española cuenta con una plantilla de alrededor de 800 personas.

En concreto, un terremoto afectó la factoría nipona de Kameyama 2, centro que tuvo que reducir su actividad, señaló un portavoz de Sharp. La multinacional japonesa abastece directamente desde la segunda factoría de Kameyama los paneles de pantalla plana (prevé alcanzar en 2008 una capacidad de dos millones mensuales de paneles de 32 pulgadas) a la factoría española, que ha propuesto a la plantilla paralizar la planta entre el próximo lunes 14 y el miércoles 16. Las mismas fuentes señalaron que la compañía también ha propuesto recuperar la producción antes de finalizar este año, con una compensación del 75% del salario.

Sharp Electrónica España prevé fabricar durante este año un millón de televisores para el mercado europeo. La planta de Sant Cugat alcanzó un acuerdo en septiembre pasado para la conversión de 250 trabajadores eventuales en fijos discontinuos. Si el nivel de producción de la fábrica sigue aumentando, Sharp convertirá en fijos a algunos de estos empleados, contratando nuevo personal fijo discontinuo.