XII Foro de la Automoción

El sector español del motor ataca los límites de emisiones de CO2

Diversos representantes de la industria española de la automoción aprovecharon ayer el XII Foro de la Automoción organizado por el Instituto de Empresa para arremeter contra los límites de emisiones de CO2 que pretende imponer la UE. El más beligerante fue el secretario general de la federación española de concesionarios Faconauto, Blas Vives, quien criticó que se haya 'impuesto las tesis del cambio climático' promocionadas 'muy eficazmente por el lobby ecologista'. Vives reclamó al sector más unidad para enfrentarse a la normativa y para hacer ver en los medios la aportación de la industria. 'La opinión pública no percibe el esfuerzo de la industria'.

El responsable de transportes y movilidad de la patronal de los fabricantes, Anfac, Fernando Acebrón, fue más conciliador y abogó por que la Unión Europea no se centre únicamente en la tecnología de los vehículos en lograr las reducciones y pidió que haya un 'enfoque integrado': hacen falta mejores infraestructuras, un 'marco político adecuado', unos criterios fiscales orientados al medio ambiente, una conducción más eficiente de los consumidores y más presencia de combustibles alternativos.

Pedro Tabera, director general de ventas de Mercedes Car Group, lanzó una crítica a los políticos, de quienes afirmó que muestran un alto grado de incomprensión. 'Es muy fácil culpar al sector, pero realmente sólo el 24% de las emisiones proviene del transporte, y de esta cifra, la mitad de los turismos'.

Los ponentes de las jornadas del IE hablaron también de sus propias empresas. Fue el caso del consejero delegado de Fiat en España, José Antonio Garvía, quien explicó cómo se ha logrado la recuperación de la compañía. El directivo aseguró que 'los líderes son cada vez menos líderes' y que los consumidores cada vez son más infieles.

En el otro lado de la gama, Miguel Martínez, responsable de Ferrari, explicó cómo se posiciona una marca como la italiana, basada en la 'diferenciación' y la exclusividad. Tomás Villén, director general de los concesionarios de BMW, trató del éxito de la compañía en su incursión en el negocio de distribución con la apertura de sus primeros dos concesionarios propios en Madrid.