Acuerdo

Andalucía y Cataluña, las que más recibirán por Dependencia

El Consejo Territorial de la Dependencia acordó ayer los servicios y prestaciones que la Ley de Dependencia garantizará para este año. Con el voto en contra de las gobernadas por el Partido Popular, la mayoría de las comunidades autónomas aprobó las propuestas del Gobierno respecto al año en curso, en el que sólo resultarán beneficiados los grandes dependientes.

Las prestaciones económicas para la asistencia externa en el domicilio serán de 585 o 780 euros mensuales, según el nivel de dependencia. Para los cuidados por parte de familiares, se ofrecerán 464 o 561 euros, de los que 74 son cotizaciones a la Seguridad Social a cargo del Estado.

La reunión sirvió también para acordar el reparto de los 220 millones de euros que destinará este año el Gobierno a la financiación del 'nivel acordado' (fruto de pacto con cada comunidad). Andalucía y Cataluña serán las que más fondos reciban, con más de 36 y 32 millones, respectivamente. Le siguen Madrid (23,4 millones), Comunidad Valenciana (21,3), Castilla y León (17,8) y Castilla-La Mancha (11,6). Esas mismas cantidades tendrán que ser aportadas por cada comunidad, además de lo que les corresponda del nivel mínimo de protección. Realizados los acuerdos, el gasto total por cada gran dependiente, financiado a partes iguales por Estado y comunidades, alcanzará los 1.014 euros mensuales. Sólo si no hay acuerdo con la comunidad, el Estado pondrá únicamente el nivel mínimo.

Criterios de distribución

Para la distribución por comunidades, se han considerado factores como el número de personas mayores y personas con discapacidad, la estimación de grandes dependientes, la superficie o la dispersión. Cien millones se destinarán a infraestructuras; otros tantos, a prestaciones individualizadas; y, los 20 restantes, a compensar a las comunidades con menor riqueza. Amparo Valcarce, secretaria de Estado de Asuntos Sociales, afirmó ayer que el acuerdo 'completa el desarrollo del sistema de dependencia', de modo que las personas afectadas pueden pedir ya en su comunidad autónoma la valoración de dependencia y, una vez realizada, reclamar la prestación.