Corrupción

Un galerista se convierte en el detenido número cien del 'caso Malaya'

Un galerista francés de arte, arrestado en Marbella, se convirtió ayer en el detenido número cien de la Operación Malaya, que investiga la trama de corrupción destapada en el municipio. Se trata del anticuario Jean Fournets, que pasará hoy a disposición del juez instructor Miguel Ángel Torres. El galerista es propietario de una tienda de antigüedades del centro de Marbella llamada Casabella y habría trabajado como decorador de algunas de las propiedades del presunto cerebro de la trama de corrupción, Juan Antonio Roca.

Este nuevo detenido también trabajó como marchante de obras del ex asesor de urbanismo marbellí, según fuentes de su defensa. Fournets era 'plenamente consciente' de que Roca blanqueaba dinero con sus adquisiciones, según consta en un auto del juez. El magistrado mantiene que el presunto cerebro de la trama invirtió 'importes millonarios' en cuadros y obras de arte con el fin de blanquear fondos obtenidos de forma ilícita. Según este auto, 'multitud' de estos cuadros fueron vendidos a Roca por Fournets, a quien se considera el 'principal, aunque no único proveedor'.