Distancias

El agua sigue un 40% más barata en España que en la UE

España no acorta distancias -en lo que al precio del agua se refiere- con el resto de los países comunitarios. Durante el pasado año, el agua para uso doméstico apenas subió un 2,97% de media en España, insuficiente para rebajar distancias con la UE.

El precio que se pagó en 2006 por un metro cúbico para uso doméstico en España (1,18 euros) fue un 40% inferior a la media de la UE-25 (1,94 euros), según la encuesta de tarifas elaborada por la Asociación Española de Abastecimiento de Agua y Saneamiento (AEAS).

Por comunidades autónomas, Murcia, con 1,97 euros por metro cúbico, y Baleares, con 1,87, son las dos que más cara cobraron el agua, aunque por razones diferentes. En el primer caso, el sobrecoste se produce porque una gran parte del agua doméstica procede de la desalación, cuyo coste de extracción es superior al de aguas en el interior. Por su parte, en Baleares, el mayor precio se produce por el canon de saneamiento que deben pagar sus ciudadanos. Esta tasa, que representa 0,78 euros por metro cúbico, es la más cara de España y es casi la mitad del coste total de un metro cúbico de agua en Baleares. En el lado contrario, el agua más barata se encuentra en Castilla-La Mancha y Castilla y León, con un coste de 0,79 y 0,69 euros por metro cúbico.

La Directiva Marco del Agua, prevista para 2010, establece que el precio que se cobre por el agua será igual en todos los países y que los usuarios costearan el 100% de las inversiones, algo que ahora hacen las administraciones públicas.