Gobierno

El capital privado da 30.000 millones a Fomento para autovías y ferrocarril

Después de casi dos años de andadura del Plan Estratégico de Infraestructuras y Transporte (PEIT), Fomento dio ayer a conocer que la sociedad pública Seitt prevé canalizar 30.000 millones de euros de inversión privada en proyectos de carreteras y ferrocarriles, el 12% del gasto total del PEIT, que suma 250.000 millones.

El director general de la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte Terrestre (Seitt), Cayetano Roca, explicó ayer que esta entidad está elaborando un documento que abordará qué criterios deberán cumplir los proyectos de colaboración público-privada (CPP) y las áreas geográficas donde es prioritario actuar.

En un desayuno organizado con motivo del décimo aniversario de la Asociación Nacional de Constructoras Independientes (ANCI), en colaboración con el diario La Voz del Mediterráneo, Roca aseguró que el objetivo de esta iniciativa es mantener 'el fuerte ritmo inversor que significa el PEIT cumpliendo con los criterios de estabilidad presupuestaria que impone Bruselas'.

El director de la Seitt avanzó que espera tener listo el documento antes de verano para presentárselo al sector constructor y financiero.

Una vez finalizó su discurso ante un nutrido grupo de empresarios, la mayoría de las preguntas versaron sobre la decepción que ha supuesto la actuación de Fomento en materia de autopistas de peaje. Y es que las constructoras reclaman al Ejecutivo la necesidad de abrir el debate del 'pago por uso' en materia de infraestructuras.

'Desde el Gobierno no somos del todo partidarios de ese principio porque perjudica a los ciudadanos con menor nivel de renta. Como creemos que ya se pagan suficientes impuestos, somos defensores de crear una buena red básica de vías de alta capacidad y después en aquellos tramos donde el tráfico lo permita y para quienes tengan más prisa construir tramos de peaje', explicó.

En este sentido, admitió que ya restan muy pocos trazados donde es rentable para el capital privado construir autopistas de peaje.

Ante este planteamiento, los empresarios recriminaron al alto cargo que todas las fórmulas de financiación extrapresupuestaria que se están planteando giren en torno al peaje en sombra, que calificaron de 'pan para hoy y hambre para mañana'.

Sin embargo, el director general de la Seitt defendió que el peaje en sombra (mecanismo por el que es la administración y no el usuario quien paga un canon al concesionario por construir y explotar la vía) bien aplicado puede ser la solución a la falta de recursos públicos. Roca reiteró que por ello se está elaborando el documento, para concretar qué obras son susceptibles de hacerse con capital privado y con qué reparto de riesgos entre el inversor y la administración.

Fórmulas alternativas

En cualquier caso, el director general de esta sociedad adelantó que, tal y como recomienda la UE, se está estudiando la posible aplicación de otras fórmulas, como el sistema de viñeta.

Este mecanismo se aplica ya en Alemania o Suiza, donde quienes quieran utilizar la red de autopistas pueden hacerlo pagando un dispositivo que deben exponer en el vehículo. Su ventaja es que Bruselas permite que todo lo que se recaude con ella tenga carácter finalista y los países que ya la utilizan destinan esos fondos a conservación de carreteras.

Fuentes del sector constructor denunciaron recientemente que en la actualidad, sólo un 5% de las inversiones en obra pública cuenta con financiación privada, frente al objetivo del 20% que fijó el PEIT.

Otro de los proyectos en cartera de Fomento es la posibilidad de crear una agencia de carreteras que asuma tareas como definir los itinerarios prioritarios de mantenimiento o la planificación de futuras intervenciones.

'Igual que los aeropuertos cuentan con AENA, los puertos con el ente Puertos del Estado o el ferrocarril con Adif, carreteras era el único modo de transporte que no tenía una sociedad similar', explican desde Fomento.

Compromiso para acabar con las bajas

Cada vez que se celebra un encuentro en el que directivos de las principales compañías constructoras del país tienen oportunidad de charlar con representantes de alguna administración se menciona el problema de las bajas en los concursos de obra pública.

Ayer no fue una excepción y cuando el director general de la Seitt fue interrogado por este asunto, anunció que esta sociedad pública está trabajando en la elaboración de un pliego tipo para los proyectos que sean licitados por ella 'que queremos consensuar con el sector' para analizar de qué manera puede resolverse este problema.

Roca recordó, no obstante, que tal y como establece la legislación europea, la oferta económica más baja (sin entrar en el carácter de temeraria) debe obtener la mayor puntuación. 'Creo que entre todos debemos abordar la situación porque nadie gana con la incertidumbre que se genera en la actualidad una vez se pone el proyecto en marcha', dijo.

También se comprometió a abordar otra demanda del sector: Cómo premiar en la adjudicación de un concurso a la empresa de quien haya partido la iniciativa de hacer el proyecto.

La Seitt, creada a finales de 2005, cuenta actualmente con una capacidad de inversión superior a los 8.500 millones de euros. Desde marzo de 2006 ha licitado proyectos valorados en más de 2.000 millones, de los que ha adjudicado 1.500.