Transporte aéreo

Más vuelos que nunca

El número total de vuelos programados en todo el mundo para este mes de mayo es de 2,51 millones, un 5% más que el mismo mes del año pasado. La cifra, que se convierte en un nuevo récord, supera el máximo histórico de 2,49 millones establecido en agosto del 2006, según ha informado hoy la empresa de análisis del sector aéreo OAG.

La cifra supone además 113.827 vuelos más que en mayo del año pasado y 17,7 millones de asientos adicionales, señala el informe trimestral de estadísticas aéreas de la citada organización. España es uno de los países con un mayor incremento del número de vuelos que tienen allí su punto de partida o destino: casi 100.000 más que en mayo del año pasado, lo que equivale a un aumento del 16%.

El sector de los vuelos de bajo coste, por su parte, ha registrado un aumento del 22% en el último año, con 70.000 vuelos más que en mayo del 2006 y un incremento del 26% del número de asientos disponibles: más de 12 millones de asientos adicionales. Para hacerse una idea, no hace falta más que observar las cifras detalladas de uno de los aeropuertos con más tráfico de España: el de Madrid-Barajas. En este aeródromo, los vuelos de bajo coste, que suponían en mayo del 2003 el 2% del total, representan ahora -cuatro años más tarde- un 10%.

En Barcelona el aumento es también significativo: este tipo de vuelos han pasado de suponer un 10% del total en mayo de 2003 al 23% de este mes, mientras que en Málaga han subido de un 34% a un 47%. Sin embargo, el aeropuerto español con mayor porcentaje de vuelos de bajo coste es el de Palma de Mallorca, donde con una cifra superior a los 8.000 representan este mes un 52% del total.

En el sector de bajo coste, el crecimiento total de los vuelos hacia o desde España ha sido de un 68%, y el de asientos de este tipo un 77%, unos porcentajes que suponen 13.300 nuevos vuelos y 2.5 millones más de asientos.

Según la OAG, la ruta que muestra el mayor incremento anual en número de vuelos es la que une Europa Occidental con África. Este mes hay programados más de 2.200 vuelos más entre esos dos puntos, lo que representa un crecimiento del 13% y 360.000 asientos más disponibles. Los vuelos desde o con destino a América Latina no han registrado, sin embargo, sino un ligero incremento al pasar en un año de 55.336 a 55.437, este mes de mayo.

Buenas perspectivas para la industria, malas para el medioambiente

Sin embargo, y a pesar de las buenas perspectivas que estos datos suponen para el sector del transporte aéreo, algunos grupos ecologistas ya se han declarado preocupados por la repercusión el aumento del tráfico aéreo en el clima. Así, Kevin Anderson, investigador del Centro Tyndall de Investigaciones Climatológicas de la Universidad de Manchester, ha señalado que la expansión del sector aéreo contradice los esfuerzos para luchar contra el cambio climático. "Puede que sean buenas noticias para la industria aérea y sus accionista, pero son malas para el clima y en definitiva para nuestros hijos, que son quienes pagarán el precio", ha comentado Anderson.

Aunque la industria de la aviación contribuye de momento sólo al 2% de las emisiones de C02, los ecologistas advierten de su futuro impacto, ya que es precisamente la fuente de ese tipo de emisiones que registra más rápido crecimiento.