Medicamentos

La industria farmacéutica promete más inversión si se frena a los genéricos

La patronal de los laboratorios farmacéuticos propuso ayer al Gobierno desarrollar conjuntamente en los próximos cinco años un proyecto pionero en investigación médica de enfermedades raras, cuya financiación (300 millones de euros) sería costeada íntegramente por los laboratorios. A cambio exige que el Ejecutivo endurezca la protección sobre las patentes de fármacos más innovadores para protegerlos frente a la introducción de genéricos en el mercado.

La industria farmecéutica promete más inversión si se frena a los genéricos
La industria farmecéutica promete más inversión si se frena a los genéricos

Crear un entorno favorable para que invertir en investigación y desarrollo sea rentable. Esa frase fue repetida insistentemente por Antoni Esteve, presidente de Farmaindustria, como prólogo a la oferta económica que presentó de forma oficial al Gobierno. La patronal de los laboratorios está dispuesta a invertir 300 millones de euros en un macroproyecto de investigación a cinco años sobre el tratamiento de enfermedades raras, siempre y cuando el Ejecutivo atienda sus peticiones y endurezca la protección sobre las patentes de los fármacos más innovadores, claramente desprotegidos, a su juicio, frente a otros países europeos.

Se trata de una veintena de medicamentos, cuya facturación anual ronda los 1.500 millones de euros, cantidad que han dejado de ingresar los laboratorios al estar patentados estos fármacos antes de 1992.

Los medicamentos en España disponen de dos tipos de patente: de procedimiento y de producto. La primera, menos protectora que la segunda y que dura diez años frente a los veinte de la segunda, se aplica sobre los medicamentos patentados antes de 1992, cuya protección expira en 2012. Esta situación transitoria, según Farmaindustria, provoca una doble pérdida de competitividad para la industria farmacéutica española, puesto que la protección de la innovación dura menos en España que en la UE y porque se permite la entrada de genéricos 'con varios años de antelación a lo que ocurre en Europa', lo que convierte a España en un 'paraíso para la fabricación de estos medicamentos'. La petición de los laboratorios es que esa situación excepcional de las patentes en España desaparezca de forma inmediata y que se impida la aparición de genéricos que compitan con esos veinte fármacos. 'La eliminación de este diferencial generaría un clima de confianza positivo que permitiría destinar los recursos necesarios para que el gasto en I+D de los laboratorios volvieran a subir por encima de dos dígitos', apuntó Esteve.

En este punto recordó la importancia del sector como motor de la investigación y el desarrollo en España (invierte 700 millones de euros al año en esta materia, lo que representa el 18% de la inversión privada en esta materia) y apuntó los beneficios que esta iniciativa podría tener sobre dos de los grandes pilares de la política económica y social del Gobierno: que el gasto en I+D alcance el 2% del PIB en 2010 y que se profundice en la investigación de enfermedades raras, muy vinculadas con las contempladas en la ley de Dependencia.

'Queremos convertir a España en un país de referencia en la investigación de enfermedades raras', señaló Humberto Arnés, director general de Farmaindustria, quién avanzó que la financiación inicial para el macroproyecto de investigación podría verse duplicado a corto plazo con la obtención de fondos comunitarios y la aportación de entidades públicas y privadas.

La propuesta, que ha surgido tras la negociaciones mantenidas desde finales del pasado año entre la patronal de los laboratorios y los técnicos del Ministerio de Industria, ha sido enviada ya a Presidencia del Gobierno y posteriormente será remitida a los ministerios de Educación, Economía, Sanidad e Industria. Estos integrarán un comité a partir del cual se creará la Organización Española para las Enfermedades Raras, en la que también participará asociaciones de pacientes, investigadores y empresas del sector privado.

Enfermedades raras

Tres millones de españoles viven a diario con enfermedades raras. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud, hay catalogadas en el mundo entre 5.000 y 8.000 enfermedades raras que afectan a uno de cada 2.000 pacientes estudiados.

Un beneficio de 4.000 millones en cinco años

En opinión de Emilio Moraleda, vicepresidente de Farmaindustria, la eliminación del diferencial de protección entre España y la UE no implicaría ningún cambio normativo. 'Lo único que tendría que hacer el Gobierno es transponer al ordenamiento jurídico los acuerdos internacionales de la Organización Mundial de Comercio, alcanzados en 1995 y conocidos como Adpic, en los que se establece la obligación de extender la patente de producto a los medicamentos patentados antes de 1992 que solo contaran con patente de procedimiento', apuntó.

Estos mismos acuerdos son los que ha invocado el laboratorio Merck para proteger a su fármaco Efavirenz, tras la decisión adoptada el pasado fin de semana por el Gobierno brasileño, que quebró la protección de dicha patente y anunció la intención de adquirir en la India genéricos más baratos de ese fármaco.

La propuesta de Farmaindustria fue muy criticada ayer por la patronal de los genéricos, que señaló en un comunicado que con este cambio legislativo, 'la industria innovadora ingresará 4.000 millones de euros de beneficios extraordinarios que, de otra manera, irían al Sistema Nacional de Salud y a los Pacientes como parte del ahorro que aportarían los genéricos sobre las moléculas afectadas en los cinco años que dure el proyecto'.