æscaron;ltima

Un coche totalmente eléctrico para los espíritus ecológicos

La marca india Reva introduce en España un automóvil no contaminante por 10.900 euros

Un coche totalmente eléctrico para los espíritus ecológicos
Un coche totalmente eléctrico para los espíritus ecológicos

Si el uso del coche eléctrico de la marca india Reva se popularizara, sería imprescindible mirar a izquierda y derecha para cruzar una calle si no se quiere acabar atropellado. Porque lo que llama la atención a primera vista del pequeño cuatriciclo pesado Reva-i es que, a diferencia de los automóviles de combustión, no emite apenas ruido cuando circula.

El grupo catalán Marfina comercializará en España a partir de julio este vehículo totalmente eléctrico (con una autonomía de hasta 80 kilómetros) para el que es necesario un permiso de conducción de la clase B, lo que le diferencia de su primo pequeño el cuatriciclo ligero. El pequeño coche tiene una velocidad punta de 70 km/h, 2,6 metros de largo, 1,3 de ancho, 1,5 de alto y está pensado para su uso en la ciudad, aunque también podría circular por autovías urbanas.

La popularización del vehículo, construido en Bangalore -la Silicon Valley de India-, tiene que superar el bache del precio: 10.900 euros en su versión más sencilla, sin incluir el impuesto de matriculación. La estrategia de venta está clara: acercarse a un cliente urbano concienciado con el entorno. 'Sin tubo de escape ni malos humos', recalcan desde eMovement, la marca comercial de Marfina. 'Estamos muy ilusionados con la llegada de este coche eléctrico a España ya que, al no emitir CO2, abre la puerta a una nueva forma de movilidad sostenible respetuosa con el medio ambiente', asegura Francesc Buyolo, director del proyecto Reva en España.

El segundo punto clave para su éxito comercial serán las ayudas que las Administraciones puedan conceder a un coche limpio y silencioso. La venta de este modelo comenzará en Barcelona (en julio) y Madrid (a finales de 2007). Pero, según explica Josep Maria Martí, consejero delegado de Marfina, seguirá inmediatamente por las comunidades autónomas que pudieran conceder ayudas (de hasta 6.000 euros) a la compra de un vehículo no contaminante: Murcia, Castilla y León, Baleares y Canarias.

El modelo Reva-i funciona con ocho baterías de plomo conectadas en serie, que dan como resultado una potencia de 48 vatios. 'Tener que llevar la energía acumulada en unas baterías es el mayor inconveniente de este tipo de coches. Pesan mucho', opina Ricardo García Rosa, investigador del CSIC. Para 2008 llegará un nuevo modelo de Reva con baterías de litio, más ligeras, con lo que se podría ganar en tamaño del vehículo.

Las baterías, con una vida útil de tres años, se recargan fácilmente, conectando el coche a un enchufe de la red eléctrica. En dos horas y media las pilas se cargan al 80% y ocho horas para el 100%. Por eso es necesario tener una conexión a la red en la plaza de garaje, aunque Marfina ya está en contacto con algunos ayuntamientos para estudiar la posibilidad de instalar puntos de recarga en aparcamientos públicos.

En Londres, donde Reva ha vendido un millar de coches, ya existen 200 puntos de recarga para estos automóviles, que además están exentos de la tasa para acceder a la ciudad, así como de la tarifa de los parquímetros. Ahora comienza para la marca la tarea de convencer a las Administraciones y conductores españoles de las ecobondades del Reva-i.