Finanzas

Los beneficios de La Caixa se disparan gracias a la venta de Suez

La Caixa registró un beneficio atribuido de 773 millones de euros en los primeros tres meses del año, con un incremento del 69,8% sobre el mismo periodo de 2006. La venta de la participación del 1,1% en el grupo francés de servicios energéticos Suez ha aportado unas plusvalías de 220 millones, mientras que en el primer trimestre del ejercicio pasado sólo contabilizó unos extraordinarios positivos de 43 millones al desprenderse de un 1,4% de Banco Sabadell.

La salida de La Caixa del capital del grupo galo supone un avance sobre la política de la entidad que preside Ricard Fornesa y dirige Isidre Fainé de desprenderse de las participaciones no estratégicas, además de engrosar sus recursos para financiar el plan de crecimiento internacional de la entidad.

Sin estos ingresos extraordinarios, el resultado se situó en los 553 millones, con un aumento de 34,3%, mostrando 'la fortaleza' del negocio financiero, según señalaron fuentes de la primera caja española. El margen de intermediación alcanzó los 894 millones, tras crecer un 22,3%.

Además, la positiva evolución del negocio de las participadas compensó el impacto de las desinversiones realizadas en 2006: los ingresos por dividendos y de los resultados por puesta en equivalencia se incrementaron un 8%. Las comisiones ascendieron entre enero y marzo a 333 millones, con un crecimiento del 3,8%. Esta partida se sitúa en el 17,3% sin considerar la actividad de Crédit Andorrà, filial de la que se desprendió el pasado septiembre.

Los gastos de explotación aumentaron un 4,4% (un 7,4% sin el negocio de la sociedad andorrana), con lo que sumaron 678 millones. El margen de explotación ascendió a 743 millones, tras registrar un espectacular aumento del 53,2%. La ratio de eficiencia mejoró más de cinco puntos, hasta el 45,8%.

El volumen del negocio del grupo se situó a 349.761 millones, lo que supone un 20,8% más. Los recursos totales de clientes totalizaron 204.176 millones, con un aumento del 18,7% (el saldo en las cuentas corrientes avanzó un 15,7% y los depósitos a plazo un 23,8%).

La actividad crediticia se cifró en 145.585 millones, con un avance del 23,8%. La inversión en empresas lideró este epígrafe, tras crecer del 31,9%. En empresas, La Caixa cuenta ya con 354.429 clientes. Las hipotecas aumentaron un 24,6%. La Caixa mantuvo su ratio de morosidad, que pasó del 0,36% al 0,34%. La tasa de cobertura de activos dudosos alcanza ya el 439%.

El valor de la cartera de participadas de la caja ascendía a finales de marzo a 22.500 millones de euros. Las empresas cotizadas contabilizaron 19.302 millones, con unas plusvalías de 10.741 millones de euros.

La Caixa terminó el primer trimestre con un total de 10,2 millones de clientes y 5.221 oficinas, la red más extensa del sistema español. La plantilla de la caja está formada por 25.449 personas. La entidad dispone de 7.617 cajeros automáticos, incluyendo un parque de tarjetas de 9,2 millones, tras registrar un crecimiento del 13,6% respecto al primer trimestre de 2006. Los servicios de banca online cuentan con un total de 4,5 millones de clientes.