_
_
_
_
_
Inmobiliario

Astroc pierde 1.266 millones en Bolsa en otra jornada de pánico

La inmobiliaria Astroc vivió ayer otra jornada de pánico en Bolsa al perder un 37,23% de su valor cerrando a 17,62 euros por acción. La presión vendedora de los inversores se saldó con la evaporación de 1.266 millones de su capitalización bursátil. La publicación, la semana pasada, de su auditoría de 2006 y los rumores sobre la salida de alguno de los principales accionistas de la empresa ha hundido la cotización de Astroc arrastrando en la caída a otras firmas del sector.

La inmobiliaria Astroc sufrió ayer un nuevo revés al perder el 37,23% de su valor en Bolsa. Sus acciones cerraron a 17,62 euros, y la compañía perdió 1.266 millones de valor bursátil. La pasada semana, tras la publicación de la auditoría del ejercicio del año 2006 de la compañía valenciana, en la que se indicaban operaciones vinculadas que habían impulsado el resultado de la empresa, Astroc perdió un 42,91% en un sólo día. Desde el miércoles la empresa presidida por Enrique Bañuelos ha perdido 3.380 millones de su valor.

La mayoría de los analistas explican la caída aludiendo tanto a la publicación de la auditoría como a los rumores sobre una posible salida del capital de Astroc de alguno de sus principales accionistas (en especial son insistentes los rumores sobre la venta del 5% que posee Amancio Ortega, presidente de Inditex, extremo desmentido por Astroc). En todo caso, los analistas insisten en que si no era normal que una inmobiliaria como Astroc pasara en menos de 10 meses de valer poco más de seis euros por acción a 75 euros por título, lo lógico es precisamente la corrección que está sucediendo ahora.

El derrumbe de ayer propició el envío de un hecho relevante firmado por Enrique Bañuelos, presidente de Astroc, al cierre del mercado, a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. 'Manifestamos que esta sociedad no tiene conocimiento de ninguna información relevante que pueda afectar negativamente a la misma, sus actividades, sus operaciones o el marco regulatorio en el que la misma opera'. La pasada semana la empresa envió un comunicado similar tras caer un 42,91%

A pesar de los acontecimientos de los últimos días, Astroc no ha anunciado ningún cambio en sus planes de futuro, que pasan por una ampliación de capital para emprender la expansión internacional (los países apuntados son Estados Unidos, Brasil y México) y el split de las acciones.

La compañía que preside Enrique Bañuelos tiene previsto para el mes de mayo dar a conocer las condiciones de la ampliación, que oscilará entre los 700 y los 800 millones de euros. El aumento del capital ya está aprobado por el consejo de administración y según comunicó la compañía, los accionistas de referencia se han comprometido a acudir en el porcentaje que ostentan de la empresa. De hecho, Bañuelos ya ha realizado su aportación al capitalizar un préstamo subordinado de 350 millones de euros.

También debería aprobarse el split de las acciones, a razón de 10 títulos nuevos por cada uno antiguo, según aprobó el consejo. Sin embargo, el desdoble se anunció el 13 de febrero, cuando la acción cotizaba casi a máximos históricos, a 71,55 euros por título. Realizar el split a la cotización actual dejaría la acción por debajo de los dos euros.

Caídas generalizadas en el sector

La pérdida del valor en Bolsa de Astroc arrastró ayer al resto de inmobiliarias cotizadas. Colonial, en proceso de fusión con Inmocaral, fue la más perjudicada, con una caída del 3,48%, hasta los 63,8 euros por acción. Inmocaral recortó un 2,98%, cerrando a 4,88 euros por acción. Fadesa, adquirida recientemente por Fernando Martín a la familia Jove, se dejó un 3,39%, cerrando a 30,75 euros por acción. Urbas perdió un 1,81% para fijar su precio de cierre en los 2,72 euros por título. Renta Corporación perdió un 1,74% de su valor, hasta los 36,66 euros por título. Metrovacesa se dejó un 1,44%, con 89 euros por cada acción de la inmobiliaria, mientras que Parquesol recortó un 1,08%, hasta los 23 euros, y Urbis, en trámites de fusión con Reyal, recortó un ligero 0,06% cerrando a 31,48 euros por acción.

Los inversores de referencia

Bañuelos 'pierde' 1.760 millones en dos días . Es el dueño y señor de la inmobiliaria. Quien la vio nacer, crecer y, ahora, sufrir. Enrique Bañuelos vendió el 25% de Astroc en la OPV -a 6,4 euros por título- para después ir soltando acciones hasta quedarse con el 52,085% actual. Esta participación estaba valorada en 2.872 millones antes del comienzo del ajuste del precio, pero al cierre de ayer asciende a 1.112 millones. Bañuelos ha comprado acciones tras la caída para reforzar su posición en la firma.Los Godia se reforzaron justo antes del crac . Socios de la inmobiliaria desde que comenzó su andadura bursátil, la familia catalana Godia compró el 4,9% en la OPV y después elevó su participación por encima del 5%. Pese a que esta familia, presente también en el capital de Abertis, adquirió 223.750 acciones de Astroc a precios en torno a los 45,5 euros las jornadas anteriores al desplome, aún acumulan plusvalías latentes gracias a los títulos que compraron a 6,4 euros. El colchón ascendería a más de 60 millones de euros antes de comenzar a registrar minusvalías respecto a su inversión inicial. Actualmente, los Godia tienen en su manos un total de 6,6 millones de acciones de la compañía, valoradas en unos 116,3 millones.Amancio Ortega ya registra minusvalías . El dueño de Inditex se subió al carro de Astroc el 22 de diciembre del año pasado, después de que Enrique Bañuelos en persona le vendiera un 4% del capital a un precio medio de 32,16 euros por acción, por debajo de la cotización de la firma en aquel entonces. Además, adquirió otro 1%, hasta alcanzar el 5,01%. Por lo tanto, Amancio Ortega ya registra minusvalías latentes, en el entorno de los 90 millones de euros. Si vendiera ahora, perdería un 45% de su inversión.Nozar se comprometió a comprar a 45 euros. El grupo propiedad de la familia Nozaleda acumula un llamativo historial de operaciones en la inmobiliaria valenciana. Adquirió el 5% a través de opciones de compra formalizadas con Enrique Bañuelos a 19 euros por título; después, elevó su participación hasta el 10%, y en enero de este año colocaron el 3% entre diversos inversores. Sin embargo, el 26 de marzo firmó un acuerdo por el que se comprometió a adquirir un 1,68% adicional del capital de Astroc a Bañuelos a 45 euros, lo que supondría pagar un 155% más caro que el precio al que la inmobiliaria cerró ayer. Nozar había acordado además que acudiría a la ampliación de capital, que ascenderá a entre 700 y 800 millones de euros.

El grupo vendió a Bañuelos un avión antes de la OPV

Grupo Astroc vendió antes de su salida a Bolsa al presidente de la inmobiliaria Astroc, Enrique Bañuelos, un avión valorado en 29,3 millones de euros. Según se indica en el folleto de salida a Bolsa, 'Grupo Astroc, a través de la adquisición de acciones representativas de la totalidad del capital social de Rentalia Valencia adquirió una aeronave'. La operación se financió 'con un préstamo otorgado por una entidad financiera a Rentalia Valencia, la cual exigió como garantía del préstamo la pignoración de las acciones de Rentalia Valencia, así como avales solidarios por parte de Astroc y de CV Capital'. En la auditoría de 2006 se indica que la compra 'ha salido del perímetro en 2006 al venderse al principal accionista de la sociedad dominante Enrique Bañuelos' y que era 'el único compromiso de inversión', y que ascendía a 29,3 millones. Astroc explica a través de un portavoz que 'la sociedad no ha adquirido ningún avión en propiedad. Lo hizo en diciembre de 2005 la sociedad Rentalia Valencia, en la que Astroc tuvo una participación hasta el 2 de mayo de 2006, fecha en la que transfiere su participación a CV Capital sin minusvalías ni plusvalías. La operación de adquisición del avión no se ejecuta hasta noviembre de 2006. Y lo hace CV Capital. En ningún caso Astroc'.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_