Seguros

Axa se desprenderá del nombre Winterthur en España en 2008

Axa Winterthur se desprenderá de su apelativo suizo en España en 2008. Así lo anunció ayer su consejero delegado, Javier de Agustín. La aseguradora apuesta por incrementar el peso del ramo de vida en su cartera de negocio.

Estamos contentos de operar con la marca conjunta Axa Winterthur. Seguiremos con ella en tanto en cuanto no hayamos comunicado todos los elementos positivos de las dos firmas. Cuando el mercado, los clientes y distribuidores, hayan percibido ese traspaso, pasaremos a trabajar en España con la marca única Axa. Será probablemente en 2008'. Con estas palabras se pronunciaba ayer el consejero delegado de la aseguradora Javier de Agustín.

La firma francesa opera de manera conjunta con la compañía suiza desde principios de año, si bien su integración jurídica no se materializará hasta el próximo noviembre.

El grupo dio a conocer ayer sus resultados anuales en el país, si bien, por motivos legales, aportó los datos de Axa y Winterthur por separado en lugar de presentar unas cuentas proforma.

El beneficio neto de Axa disminuyó un 11,4% en 2006, hasta 104,1 millones de euros, debido al descenso de la aportación de la filial Direct Seguros (-45%) y de Axa Aurora Ibérica (-8,4%). La facturación por primas bajó casi un 2%, hasta 2.005 millones.

Winterthur obtuvo unas ganancias netas, por su parte, de 154,5 millones, un 9,3% menos que un año atrás. El grupo atribuyó esta bajada a la marcha del negocio de no vida. El resultado de la filial Winterthur SG decreció un 16,6%, hasta 132,2 millones. Las primas de la compañía aumentaron un 13,5% y alcanzaron los 1.656 millones de euros gracias a la evolución del negocio de vida, que facturó un 40,2% más, hasta 446,5 millones.

Axa y Winterthur presentan carteras de negocio parecidas. Mientras el 75% de la actividad de la francesa corresponde al ramo de no vida, en el caso de la suiza, abarca un 67%. Con su integración, el grupo se ha convertido en el segundo operador de seguros de España, con una facturación de 3.660 millones de euros y una cuota de mercado del 6,7%.

Los objetivos de la firma están claros para De Agustín. 'El negocio de ahorro y de gestión de activos es una prioridad absoluta. Tenemos una posición insuficiente y el mercado español tiene un altísimo potencial de desarrollo. Por tanto, queremos incrementar significativamente nuestra presencia en este negocio pese a no tener acuerdos estratégicos de bancaseguros', afirmó.