La Bolsa, en máximos

El Ibex rebasa los 15.000 puntos por primera vez en su historia

Las operaciones corporativas impulsan la Bolsa en una sesión con escaso volumen.

El Ibex rebasa los 15.000 puntos por primera vez en su historia
El Ibex rebasa los 15.000 puntos por primera vez en su historia

La ansiada meta de los 15.000 puntos fue alcanzada ayer por el Ibex por primera vez en su historia. El selectivo de la Bolsa española cerró la sesión a 15.005,5 puntos, con una subida del 0,2%. Con este alza, la revalorización del Ibex en el año se sitúa en el 6%. El índice ha tardado 22 semanas en recorrer el camino de los 14.000 a los 15.000 puntos; un trayecto que ha estado marcado por el inesperado giro de la batalla por el control de Endesa y por las crecientes expectativas de nuevas operaciones corporativas.

El Ibex sólo necesitaba subir un 0,16% para alcanzar el esperado hito, pero el comienzo de la jornada hizo presagiar que la conquista quedaría aplazada una sesión más. Tras las fiestas de Semana Santa que mantuvieron la Bolsa cerrada el viernes y el lunes, los inversores optaron en las primeras horas por la recogida de los beneficios de la semana anterior, que había acabado el jueves con un nuevo máximo histórico. El índice se mantuvo en pérdidas hasta que la apertura positiva de Wall Street decantó a todo el mercado europeo por el lado de las ganancias. La Bolsa no venció la resistencia técnica de los 15.000 puntos hasta la última hora de sesión. Durante la sesión, el índice llegó a marcar 15.020 puntos.

Un hecho relevante es que volumen de negociación fue escaso (el neto del mercado continuo apenas superó los 3.400 millones), lo que denota el escaso interés de los inversores. Es decir, una mera jornada de transición si no hubiera sido por la cifra mágica. 'La ruptura es más llamativa que otra cosa', valora Luis Benguerel, de Interbrokers. 'Todos los índices están en máximos o cerca de ellos. La recomendación en el caso de España sería mantenerse comprado y aguantar, con un límite de pérdidas en 14.700 puntos, en el caso de que el Ibex se diese la vuelta', completa el experto de Interbrokers.

La mayor subida del día la protagonizó la constructora-inmobiliaria Sacyr Vallehermoso, que logró una revalorización del 6,29% hasta los 45,10 euros. Este comportamiento se debió a su ofensiva para lograr cinco representantes en el consejo de la francesa Eiffage. En caso de no lograr su objetivo podría optar por reducir su presencia en ella.

Pero el nivel récord alcanzado por el Ibex se debió también al buen comportamiento de algunos blue chips. Así las acciones del Santander subieron el 1,16% hasta los 13,92 euros y Telefónica ganó un 0,36%. Por el contrario, el BBVA, que pagaba dividendo, cayó el 1,06% a 18,60 euros. Sin esa transacción habría subido el 0,22%. Iberdrola cedió el 0,73% y Repsol bajó el 0,39%.

Y nuevamente la Bolsa vivió ayer una jornada marcada por las operaciones corporativas. Ayer el protagonista fue Aguas de Barcelona al conocerse que sus principales accionistas, La Caixa y la francesa Suez, iban a lanzar una oferta de adquisición sobre la compañía a 27 euros por acción, por debajo del precio del mercado. Tras la vuelta a cotización, la compañía de distribución de agua y saneamiento cerró a 27,38 euros, con una caída del 2,32%. No obstante, el valor del cierre superaba en 0,38 euros la oferta conocida ayer.

Tampoco Iberia pasó desapercibida. La idea de que puede pedir más de lo que hasta ahora se ofrece por ella le llevó a una nueva cotización récord. La aerolínea subió el 1,24% y cerró a 4,08 euros por título.

En Endesa, otro de los protagonistas de las últimas semanas, registró novedades que se reflejaron en el valor. Conocidos los datos de la aceptación de la opa de Eon, que alcanzaron al 6,01% del capital, y el lanzamiento de la oferta de Enel y Acciona, la eléctrica cerró a 40,25 euros, con una subida del 0,22%.

Para el mercado, esta vez pasó desapercibido el fuerte repunte del petróleo, que mejoró más un 1% y volvió a saltar por encima de los 67 dólares por barril en el caso del Brent. Las ganancias cundieron en toda Europa, el Dax mejoró un 0,94% y ya sube un 8,64% en el año; el Cac avanzó un 0,43% y el Footsie, un 0,32%. La apertura alcista de Wall Street se mitigó a media jornada pero remontó al cierre. Al final, el S&P 500 ganó un 0,26% y el Nasdaq, un 0,34%.

La rotura más débil del ciclo alcista

Aún está por dilucidar si la Bolsa podrá quemar el tramo de los 15.000 a 16.000 puntos con tanta rapidez como lo hizo entre los 13.000 y los 14.000 (sólo le llevó un mes), o si se quedará estacando. Pero el hecho es que el Ibex no había roto una cota de 1.000 puntos con tan poca fuerza en todo el ciclo alcista. El índice se ha situado por encima de los 15.000 ganando sólo un 0,2%. Desde que la Bolsa tocó fondo, el 9 de octubre de 2002, es la segunda vez que el índice sube menos de un 0,5% en la sesión en la que consigue pasar de un tramo al siguiente. La otra ocasión fue el 19 de enero de 2004, cuando el Ibex franqueó los 8.000 puntos con un repunte del 0,46%.

Con todas las cautelas, otro dato relevante es que en el ciclo alcista de la Bolsa, nunca una cota de 1.000 puntos ha llegado a durar un año. El plazo máximo fue el del salto de 8.000 a 9.000 puntos, frontera que el índice rebasó el 22 de diciembre del mismo 2004. El plazo entre un límite y otro fue de 48 semanas y ese ha sido hasta ahora el máximo. Un dato optimista es que Santander y BBVA, que suponen más del 30% de la capitalización del Ibex, están muy rezagados en Bolsa. Si las carteras rotan hacia esos valores, el índice tendrá munición suficiente para romper los 16.000.