Aerolíneas

Iberia pide a Ryanair dos millones de euros por competencia desleal

Iberia ha presentado una demanda contra Ryanair por competencia desleal y denigración de la marca de la compañía por valor de dos millones de euros, como resultado de una campaña de marketing que la compañía de bajo coste llevó a cabo en la plaza de Cataluña de Barcelona, en la que regalaba billetes a los que se manifestaran con pancartas contra la aerolínea de bandera.

La aerolínea presidida por Fernando Conte ya advirtió de que emprendería acciones legales por esta acción de Ryanair y según han explicado fuentes de la compañía la demanda fue interpuesta días después de la campaña, que tuvo lugar el pasado mes de septiembre, y fue admitida a trámite a finales de año.

Para la irlandesa, que ha hecho hoy pública la demanda, el importe que pide Iberia es "absurdo" y "una locura" y ha señalado que la compañía "no tiene fundamento para demandar" a Ryanair "porque no tiene causa", al considerar que sus actividades promocionales "son parecidas a las de otras muchas compañías, con un marketing original", según ha señalado en rueda de prensa la directora comercial para Europa, Sinead Finn.

En su momento, la ejecutiva de Marketing y Ventas en España, Caitriona Beggan, aseguró que el objetivo de la iniciativa era que la gente "comprobara por sí misma" que volar con Ryanair es "mucho mejor que volar con Iberia, que tan a menudo da problemas a los pasajeros como sucedió en la pasada huelga en el aeropuerto de Barcelona-El Prat".

La demanda de Iberia contra Ryanair no es la primera a la que se enfrenta compañía irlandesa ya que la alemana Lufthansa y la británica British Airways también optaron por los tribunales en situaciones similares. Ambas demandas fueron desestimadas.

A pesar de la actual demanda a la que se enfrenta, Ryanair continúa con sus previsiones de crecimiento en España, donde prevé transportar nueve millones de pasajeros desde y hacia los aeropuertos españoles en los que opera y crear 9.000 puestos de trabajo. A nivel global, estima que transportará un total de 42,5 millones de pasajeros durante su año fiscal que concluyó el pasado mes de marzo -de abril 2006 a marzo 2007-.