Respaldo

El PSOE logra apoyo suficiente para frenar el órdago de Conthe

El PSOE, CiU e Izquierda Unida se negaron ayer a secundar las prisas del presidente de la CNMV, Manuel Conthe, en forzar su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso. Hay amplia coincidencia en que si quiere explicar las razones de su prometida dimisión en esta institución lo tendrá que hacer cuando ésta lo decida, quizá en mayo.

El respaldo de Convergència i Unió e Izquierda Unida, sobre todo, en la Junta de Portavoces, le sirvió ayer al PSOE para ganar tiempo y evitar que el presidente de la CNMV se salga con la suya. Un alto cargo socialista se puso ayer en contacto con Manuel Conthe antes de la reunión del máximo órgano de gobierno del Congreso y pudo comprobar su terquedad y su negativa a dar su brazo a torcer: o comparece en la comisión de Economía o no dimite. Este viaje le puede conducir hasta mayo, fecha en la que le corresponde presentar en la Cámara Baja como presidente la memoria anual de la CNMV .

Este alto cargo socialista le intentó hacer ver a Conthe lo equivocado de su estrategia, teniendo en cuenta que ha subordinado su dimisión a ser escuchado por el Congreso, que no le eligió para el cargo, en lugar de presentar su renuncia ante el Gobierno, el cauce que hubiera resultado más apropiado. Fue un intento vano porque Conthe se mantiene en sus trece.

Ante esta actitud, el PSOE defendió ayer en la Junta de Portavoces la conveniencia de que sea la Mesa de la Comisión de Economía la que decida, conforme a sus competencias, si es oportuna o no la presencia en ella de Conthe y la fecha elegida para la misma. Fue respaldado por los nacionalistas catalanes e Izquierda Unida, partidarios de que el presidente de la CNMV acuda al Congreso, pero no de que sea quien le marque la agenda. Así lo hicieron saber ayer Josep Sánchez Llibre (CiU) y Gaspar Llamazares (IU), quienes rechazaron también el intento del PP de alumbrar una comisión de investigación sobre las opas de Endesa.

Un trágala inaceptable

El portavoz del Grupo Socialista, Diego López Garrido, señaló que la actitud de Conthe supone un 'órdago absolutamente inadmisible' pues quiere 'someter al Congreso a una especie de trágala que no puede ser aceptado'. 'Resulta improcedente y es un serio error plantear la dimisión en la forma en que lo ha hecho Conthe', concluyó el portavoz socialista.

Convergència i Unió calificó de 'vacilante e insatisfactoria' la gestión que ha hecho Conthe al frente de la CNMV de las opas sobre Endesa.

Zaplana habla de 'silencio mafioso'

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, acusó ayer al Gobierno de refugiarse en el 'silencio mafioso' al intentar evitar la comparecencia de Conthe en el Congreso. Zaplana vio rechazada la solicitud de crear una comisión de investigación sobre las opas de Endesa y tampoco pudo hacer prosperar la modificación del orden del día previsto para la Comisión de Economía del próximo martes, fecha en la que tiene prevista su comparecencia el vicepresidente económico, Pedro Solbes.

Zaplana llegó a plantear en la Junta de Portavoces que el propio presidente del Congreso, Manuel Marín, sea quien presida la Comisión de Economía en la que Conthe aspira a comparecer. Se trata de una solicitud sin precedentes que causó enfado entre los grupos parlamentarios y en el propio Marín.