_
_
_
_
Hacienda

La rebaja fiscal media de este año será de 133 euros por contribuyente

La reforma del IRPF que entró en vigor en enero supondrá una rebaja media del 6,1% en la cuota a pagar del impuesto, o lo que es lomismo, 133 euros por contribuyente, según la simulación que acaba de elaborar el Instituto de Estudios Fiscales (IEF), adscrito al Ministerio de Hacienda.

Las proyecciones del IEF para valorar el nuevo IRPF han sido realizadas sobre datos reales de declaraciones de la renta pasadas de un millón de contribuyentes a los que se les ha aplicado los cambios de la reforma vigente desde este año. Los resultados definitivos (el IEF hizo un pequeño avance hace tres meses) son parecidos a los que el Gobierno dio por buenos hace un año, en el que situaba la rebaja tributaria en torno al 5,5%. Ahora, el Instituto de Estudios Fiscales cifra en un 6,15% la rebaja media para los 17 millones de contribuyentes del impuesto (un 7% si sólo tienen rentas salariales), algo que supondrá para las arcas de Hacienda un coste recaudatorio de 2.339 millones de euros.

La rebaja, expresada en valores monetarios para el contribuyente, supone 133,2 euros menos a pagar por los ingresos de 2007, equivalente al 0,8% de la renta neta media de cada ciudadano en el año. Eso sí, como en todo, las medias son muy engañosas. La rebaja puede superar el 8% en caso de contribuyentes con más de tres hijos, y situarse por encima del 10% para los que cuenten con ingresos inferiores a 15.000 euros y pensionistas con rentas bajas.

90.000 perdedores

No se han corregido las ¢anomalías¢ en el sistema demódulos, avisa el Instituto

En cambio resultará neutra para casi 2 millones de trabajadores con rentas medias. Otros 90.000 (un 0,5% del total), saldrán, incluso, perdiendo. En este último caso se encuentran los que cuentan con rentas muy altas y se deducen mucho por planes de pensiones (la reforma actual ha limitado las cuantías).

En general, los técnicos del IEF valoran positivamente la reforma fiscal, en especial el hecho de que la elevación de los mínimos personales y familiares y los cambios en la tarifa ¢permitan excluir de tributación al 40% de los contribuyentes de menor renta (más de 7 millones)¢. Además, el 70,7% de los contribuyentes (unos 12,4 millones) quedarán con un tipo de gravamen único (el 24%), al simplificarse el impuesto. Sin embargo, hay una serie de factores que ¢siguen sin corregirse¢ y sobre los que el IEF hace recomendaciones. Una de ellos se refiere al tratamiento del ahorro. El informe reconoce que colocar todos los instrumentos (acciones, dividendos, depósitos, plusvalías, rendimientos de cuentas bancarias...) a un mismo tipo único de gravamen del 18%, con independencia de su origen y plazo de generación, mejora la neutralidad del ahorro, y lo sitúa ¢a un nivel muy competitivo a escala internacional¢. Sin embargo, avisa de que, pese a los avances realizados, la neutralidad se encuentra desvirtuada por el trato fiscal ¢especial¢ y más favorable concedido a los planes de pensiones y la compra de vivienda habitual. De cara al futuro, se propone la introducción de ¢mecanismos más neutrales¢ de incentivos al ahorro como ¢podrían ser unas cuentas ahorro-previsión con registro fiscal¢. En ellas la renta exenta a efectos tributarios podría derivarse de cualquier instrumento de ahorro.

Por otra parte, el IEF recalca que la reforma no aborda en profundidad la estimación objetiva de las rentas procedentes de actividades económicas, régimen que introduce una ¢seria anomalía frente al sistema general de estimación directa¢ y que genera grandes bolsas de fraude. De hecho, el Gobierno ha descartado su intención inicial de reformar este sistema de módulos, para reducir los contribuyentes que pueden optar al mismo.

La capacidad redistributiva de las futuras reformas ¢está agotada¢

Uno de los objetivos de la reforma tributaria era mejorar la progresividad del impuesto (capacidad para que los contribuyentes con rentas más altas tributen más que proporcionalmente). El nuevo impuesto, según los técnicos de Hacienda, ha conseguido aumentar un 7,7% esta progresividad, medida en el índice de Kakwani (utilizado como norma en el mundo de los fiscalistas). Sin embargo, esto no se ha traslado en un aumento significativo de la ¢capacidad redistributiva¢ del impuesto, que sólo ha mejorado en un 0,5% (índice Reynolds Smolensky).Esto se debe, ¢a la peculiar estructura de rentas del impuesto y los umbrales de tributación¢, muy centrada en las rentas del trabajo. De hecho, los técnicos del Instituto recalcan que la posibilidad de preservar o aumentar la capacidad redistributiva del impuesto en futuras reformas (se va a un ritmo de una por legislatura) ¢se encuentra prácticamente agotada¢ sin subir la tributación. Por ello, recomiendan en el futuro fijar fórmulas ¢de impuesto negativo con transferencias de renta a los niveles de ingresos bajos, ya sea con propósito redistributivo o para incentivar la actividad laboral¢. Por otra parte, el informe resalta que se ha dejado fuera en la reforma una de las propuestas realizadas por casi todos los partidos políticos como es la actualización automática de tarifas y cuantías nominales (mínimos y reducciones) de acuerdo con la inflación. ¢Ello mantiene el problema de la progresividad en frío¢, advierte, con lo que el IPC puede llegar a ¢comerse¢ en unos años la rebaja fiscal.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_