Estudio

La OCDE insta a España a reorientar su gasto en I+D+i

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo (OCDE) -que agrupa a los 30 países más industrializados - hizo ayer públicos los resultados de un estudio, encargado por el Gobierno español, sobre la situación del I+D+i en España. El veredicto de los expertos de la OCDE es claro: 'las políticas para fortalecer la I+D+i han avanzado de forma importante, pero aún se puede hacer más'.

En concreto, el jefe de Ciencia, Tecnología e Industria de la OCDE, Dirk Pilat, criticó ayer que la financiación pública de los proyectos de investigación 'está demasiado fragmentada, procede de muchas y distintas fuentes y, por tanto, abarca a proyectos a muy pequeña escala'.

Por ello, estos expertos aconsejan reducir dicha fragmentación de la financiación. Asimismo recomiendan fortalecer el reclutamiento de investigadores, especialmente de fuera de la UE.

Otra de las críticas de Pilat, fue la escasa financiación privada de la I+D+i en España. Ante esto, propuso 'mejorar la efectividad de las deducciones fiscales', ya que, según recuerda la OCDE 'España tiene uno de los sistemas de incentivos fiscales a la I+D+i más generosos, pero sólo entre el 40% y el 50% de las empresas innovadoras se benefician de ellos'.

Este informe aconseja también al Gobierno que dé más importancia al seguimiento y evaluación de la efectividad de las políticas. Y resalta la necesidad de que haya más coordinación entre el Ejecutivo central y las comunidades autónomas, 'entre los que se dan muchas duplicidades ahora mismo', dijo Pilat. En este sentido, sugirió crear una ventanilla única, que aúne la información sobre la financiación para empresas e investigadores.

Futuro plan nacional

El secretario de Estado de Investigación, Miguel Ángel Quintanilla, aseguró que el Gobierno 'trasladará los consejos de la OCDE, en lo posible', al Plan Nacional de I+D+i, que entrará en vigor en 2008. El gasto en I+D se duplicará en el periodo 2007-2013.