CincoSentidos

Fuencarral sale fuera de Madrid

El mercado alternativo abrirá un gran centro en Valencia

El Mercado de Fuencarral sale fuera de Madrid. Diez años después de abrir 'el centro comercial para los que odian los centros comerciales' los promotores de aquella iniciativa han llegado a un acuerdo con la inmobiliaria Gmp para explotar un centro comercial en Valencia con el nombre del conocido mercado madrileño.

'La intención es trasladar la calle Fuencarral a Valencia, no sólo el mercado', explicó una portavoz de la compañía.

El Mercado de Fuencarral de Valencia se ubicará en lo que hasta la fecha ha sido el centro comercial Espai Campanar, un recinto al uso, con las enseñas habituales, que no ha tenido el éxito esperado por los promotores. La reorientación del centro supone el cierre, a excepción de los cines UGC Ciné Cité, para su reapertura a primeros de 2008 ya con la nueva línea de negocio.

'Será un centro comercial no clónico, en el que esperamos contar con las tiendas monomarca de grandes firmas de moda que llenan la calle Fuencarral de Madrid y que no están presentes aún en Valencia', señalan. Además, ofrecerá a las tiendas que están en el mercado madrileño la posibilidad de expandirse si lo desean.

La aventura de Valencia supone un salto cuantitativo para el Mercado de Fuencarral. Hace unos años la sociedad abrió una sucursal en un centro comercial de Madrid, el Plenilunio. Sin embargo, el proyecto valenciano es mucho más ambicioso, ya que contará con 19.000 metros cuadrados, divididos en cuatro plantas con más de 50 locales, mientras que los dos mercados que tiene ahora la compañía son más pequeños y no cuentan con las enseñas que ahora quieren atraer a Valencia.

Los promotores quieren que el Mercado de Fuencarral de Valencia sea un polo de atracción para un público joven urbano interesado no solo en la moda sino también en la música y otras manifestaciones artísticas, con lo que preparará una programación cultural que dé vida al centro, un poco aislado de los puntos de referencia comerciales y de ocio de la ciudad.

Ese será el principal handicap del proyecto que se pone en marcha y que espera, por un lado, rentabilizar la inversión de Gmp y, por otra, lograr extrapolar a Valencia el éxito de una iniciativa que en diez años ha contribuido a cambiar una zona de Madrid.