Conflicto

La tensión diplomática en Irán dispara el precio del barril de crudo Brent

El barril de Brent de Mar del Norte asciende posiciones en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres y evoluciona por encima de la cota 65 dólares. En concreto, el barril de Brent costaba 65,76 dólares a las 10.49 horas, frente a los 64,60 del cierre de ayer. El conflicto diplomático con Irán ha vuelto a llevar inestabilidad a los precios del crudo, que ayer registraron valores máximos en lo que va de año (69 dólares en el caso del Brent y 68,09 en el del Texas''sweet light''). En concreto, el crudo se disparó a última hora de ayer en medio de infundados rumores de que Irán había incendiado un buque norteamericano en el Golfo Pérsico.

El precio del crudo de la OPEP continuó su ascenso del martes, aunque moderadamente en omparación con las jornadas anteriores, y aumentó en 37 centavos, a 60,37 dólares por barril, ha comunicado hoy el secretariado de la organización.

En una semana, desde el 21 de marzo, el precio del petróleo de la OPEP ha emprendido una carrera alcista de 3,61 dólares, lo que mayoritariamente se ha atribuido a la crisis con Irán, segundo productor más importante del grupo. También registró un leve alza el Petróleo Intermedio de Texas, que se aproximó a los 63 dólares el martes, para cerrar a 62,93 dólares por barril.

Más petróleo en las reservas

El Instituto Americano del Petróleo, por su parte, ha anunciado esta tarde que las reservas estadounidenses de crudo subieron la semana pasada en 5,9 millones de barriles, las de gasolina descendieron en 2 millones barriles y las de destilados se redujeron en 4,1 millones de barriles, datos que podrían tener un impacto positivo en los precios del crudo.

Un conflicto que se agudiza

La detención el pasado viernes de 15 soldados británicos por la guardia iraní y la negativa del país a detener su programa nuclear ha desencadenado una escalada en los precios del petróleo. Lejos de templarse, el consflicto diplomático se ha calentado después de que EE UU iniciara ayer el mayor despliegue militar en la zona del Golfo Pérsico desde que invadió Irak. El primer ministro británico, Tony Blair, amenazó ayer con "pasar a una nueva fase" si Irán no libera a los militares detenidos.