Rusia

Rosneft compra el 9% de su capital en la primera subasta de activos de Yukos

La subasta de los activos de la petrolera en proceso de quiebra Yukos arrancó ayer en Moscú con la compra por parte del grupo estatal Rosneft del 9,44% de sus propias acciones que la compañía de Mijail Jodorkovsky controlaba. Pagará 600 millones de euros menos que su valor de mercado.

Rosneft se ha hecho con una participación del 9,44% de su propio capital en la subasta abierta ayer sobre los activos de la que en su día fue la mayor petrolera rusa, Yukos. Según la agencia Ria Novosti, el paquete ha sido adquirido por 197.800 millones de rublos (5.757 millones de euros), y la sociedad encargada de realizar la compra ha sido una filial de Rosneft, RN-Razvitiye. Fuentes citadas por Bloomberg señalan que ese precio está un 12% por debajo del valor de mercado de las acciones de Rosneft.

Como ocurrirá con el resto de los activos, la venta ha sido supervisada por un tribunal. En esta ocasión, las dos empresas que aspiraban al 9,44% de Rosneft eran la filial al 100% de la propia Rosneft, Razvitiye, y Samotlorneftegaz, una subsidiaria de la joint venture de BP en Rusia, TNK-BP. Durante la puja, hubo 10 incrementos en el precio de salida, según Europa Press. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, está impulsando a Rosneft y Gazprom para crear 'campeones nacionales' de energía, usando activos de Yukos, para competir con multinacionales como Exxon Mobil y BO,

RN-Razvitiye ha solicitado ya al regulador ruso la aprobación de esta compra, y ha suscrito un préstamo de 9.000 millones de dólares (6.800 millones de euros) para realizar la operación.

Como segundo mayor acreedor de Yukos, Rosneft busca recuperar parte de los casi 198.000 millones de rublos que pagará por las acciones. El paquete subastado incluye, además de la participación, pagarés por valor de 3.600 millones de rublos (105 millones de euros) en la filial de producción petrolífera de Yukos, Yuganskneftegaz, controlada en la actualidad por Rosneft. El Gobierno puso en venta la filial productora de Yukos para recuperar parte de la factura fiscal que supuestamente Yukos no había pagado.

La de ayer fue la primera fase de la subasta, diseñada por el comité de acreedores de Yukos. La segunda incluirá la participación del 20% de Gazprom Neft con la que cuenta Yukos, más otros 21 activos.

En total, Yukos debe 709.000 millones de rublos (20.600 millones de euros). El gestor de la bancarrota, Eduard Rebgun, ha asegurado que el valor estimado del grupo es de 20.500 millones. Entre los activos que se subastarán en el proceso figuran unidades de producción con capacidad de medio millón de barriles diarios, cinco refinerías y una cadena de más de 1.000 gasolineras.

Rosneft y Gazprom son las firmas mejor posicionadas para sacar partido de la liquidación de Yukos. Rosneft aspira a mejorar su capacidad de refino. El presidente del grupo, Sergei Bogdanchikov, consideró recientemente que la compañía sufre un desequilibrio entre sus actividades de upstream y downstream, y que la compra de activos de Yukos ayudará a corregirlo.

El consejo de administración de Rosneft aprobó el 15 de marzo la solicitud de un préstamos de 13.000 millones de dólares para acometer esta iniciativa, más otros 9.000 millones.