Préstamos

El Santander constata 'síntomas de impuntualidad' en el pago de las hipotecas

El Santander ha comenzado a constatar "síntomas de impuntualidad" en el pago de créditos hipotecarios entre sus clientes, que comienzan a verse afectados por el repunte de los tipos de interés, según ha afirmado hoy el director general de Banca Comercial del banco, Enrique García Candelas.

García Candelas ha asegurado que "no hay un aumento de la morosidad pero si síntomas de impuntualidad, pues es cierto que hay clientes que se encuentran pesados en su economía y con el repunte de tipos de interés les cuesta pagar puntualmente las cuotas a final de mes". En cualquier caso, el directivo del Santander ha asegurado durante su intervención en el Encuentro Financiero 2007 del Foro Nueva Economía, que los clientes "pagan", aunque sea una vez avanzado el mes o a comienzos del siguiente.

Preguntado por la desaceleración del mercado hipotecario en Estados Unidos y su posible afectación a España, García Candelas ha asegurado que son mercados "bien distintos", aunque si dijo apreciar una "pesadez" dentro del sector hipotecario también en España, "que está generando una cierta desaceleración pero que no preocupa" a la entidad.

"Gestionar la desaceleración del mercado"

El director general de Banca Comercial del Santander afirmó confiar en "saber gestionar la desaceleración" del mercado, algo que, a su entender, "es bueno", ya que según García Candelas, "crecimientos desproporcionados pueden generar un sobrecalentamiento negativo para la economía y para el sector".

Por otra parte, García Candelas ha destacado que las ultimas "añadas de financiación" de créditos hipotecarios están generando un nivel de esfuerzo medio "muy superior" para los clientes frente al que se tenía que realizar hace cinco años, sobre todo por la incorporación de la juventud y la inmigración a la financiación de vivienda. "En todo caso, comparativamente con otros países europeos hay muchos españoles casi sin endeudarse, por lo que el potencial de desarrollo de España es brutal", dijo.