UE

El Ecofin cree 'sólido' el programa de estabilidad español

El vicepresidente del Gobierno Pedro Solbes, superó ayer con enorme holgura el examen comunitario del programa de estabilidad español para el período 2005-2009. El dictamen del Consejo de ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin) afirma que en España 'la situación presupuestaria es sólida a medio plazo y que la estrategia presupuestaria constituye un buen ejemplo de política fiscal'. 'El programa ha tenido una excelente acogida', resumió Solbes en rueda de prensa posterior al Consejo.

El dictamen subraya que el objetivo de consolidación fiscal fijado en el programa (un superávit estructural de en torno al 1,5% al final del período) es superior al valor de referencia requerido (que permitiría un déficit aproximado del 1,25%).

La amplia diferencia otorga a España un margen de maniobra que, a juicio del Ecofin, puede ser 'importante ante el crecimiento de los desequilibrios exteriores y la persistencia del diferencial de inflación con la zona euro'. Además de esas dos asignaturas pendientes, la UE alerta una vez más sobre la pérdida de competitividad de la economía española y su excesiva dependencia de los bajos costes de producción.

A pesar de esas carencias, el dictamen señala que la economía española parece embarcada en un 'círculo virtuoso. El consumo privado y la inversión en construcción, según el análisis del Ecofin, alimentan una demanda interna que, a su vez, genera una intensa creación de empleo en el sector servicios y la construcción. El escenario de lujo, sin muchos precedentes en la historia reciente de España, se completa con una hacienda saneada y unos tipos de interés reales negativos.

Turbulencias

Solbes aseguró tras el Ecofin que las 'turbulencias' registradas en las últimas semanas en los mercados financieros (EE UU y Asia) son un fenómeno 'temporal' que no afectará negativamente al ritmo de crecimiento económico en la Unión Europea.