æscaron;ltima

Los jóvenes consideran el vino 'demasiado sofisticado'

Los jóvenes consideran el vino 'demasiado sofisticado'
Los jóvenes consideran el vino 'demasiado sofisticado'

Escuchar música en casa o en el coche y viajar a los países exóticos son las principales pasiones de los jóvenes españoles, según una encuesta de ámbito nacional realizada por la consultora TNS, por encargo del Consejo Regulador de la Denominación Calificada Rioja.

Pese a los positivos atributos de imagen que los jóvenes ven en el vino y su cultura (reconocen que elegir el vino adecuado es 'una forma de conquistar a quienes están contigo' o que el tipo de vino que toma una persona te proporciona 'una información valiosa y fiable sobre su personalidad'), lo cierto es que este producto no logra encajar en la dinámica de sus actividades, según los datos de la encuesta. Más de la mitad de los preguntados admiten que sólo beben vino de forma muy ocasional y reconocen que prefieren otro tipo de bebidas. Incluso un 23% lo considera como una bebida 'poco atractiva para nosotros'. Un porcentaje similar afirma que 'el entorno del vino es demasiado sofisticado para personas como yo'.

Las bodegas pertenecientes a este consejo han diseñado una estrategia para vincular la cultura del vino con las aficiones y preferencias de los jóvenes. Se trata de integrar el disfrute de sus pasiones con momentos propicios para el consumo responsable. En este contexto, las acciones online tendrán una protagonismo significativo.

Una de las iniciativas más curiosas impulsadas por las bodegas riojanas será la creación de la Comunidad Rioja Pasión, una singular agrupación cuyos miembros compartirán experiencias y proyectos basados en el consumo responsable y en la sabiduría del vino.

Las conclusiones de esta muestra exculpan también totalmente al vino de los problemas ocasionados por el alcoholismo en edad temprana. Los jóvenes españoles integran el vino en sus hábitos de consumo a partir de los 28 años. Aunque el primer contacto con esta bebida suele producirse, principalmente, en torno a los 18 años en el contexto de las celebraciones familiares (42%) o en el ámbito de socialización con amigos (33%), se trata de consumos muy puntuales. Una vez atravesada la franja de edad entre 18 y 24 años, se inicia una segunda fase de consumo, básicamente enfocada al disfrute responsable y como medio para incentivar las relaciones sociales.

Sobre las verdaderas preferencias de los menos veteranos, los bodegueros de La Rioja han descubierto que en una valoración del 1 al 10, escuchar música y viajar a lugares exóticos comparten una puntuación de 8,3. Tras estas pasiones, se decantan por los espectáculos (7,3), entre los que destacan los estrenos de cine. La pasión por el deporte aparece en cuarto lugar (7,2), con especial mención para el fútbol, que alcanza un 58% en las preferencias masculinas y un 36% en las femeninas.

Otras actividades que merecen la catalogación de 'pasiones juveniles' son la tecnología (especialmente internet y los SMS), salir con amigos y la lectura. En este último apartado cabe destacar la preferencia por las novelas y el escaso interés que suscita la lectura de la prensa diaria (8%) y, mucho menos aún, de las revistas de información general, que únicamente suscitan la atención de un 2% de los jóvenes españoles.