Automoción

GM, Ford y Chrysler piden a Bush que apoye los biocarburantes

Los máximos responsables de los tres principales fabricantes de automóviles de Norteamérica, General Motors, Ford y Chrysler, se entrevistaron ayer con el presidente de Estados Unidos, George Bush, a quien solicitaron incentivos para potenciar el uso de biocarburantes y reducir la dependencia del petróleo.

Al encuentro con el presidente estadounidense asistieron el presidente de General Motors, Richard Wagoner, el consejero delegado de Ford, Alan Mulally, y el presidente de Chrysler, Tom LaSorda, quienes se mostraron dispuestos a colaborar con el Gobierno para reducir el consumo de gasolina y las emisiones contaminantes, informa Efe.

No obstante, los tres ejecutivos trasladaron a Bush que, actualmente, la principal vía para reducir el consumo de gasolina es el fomento de la utilización de biocarburantes como el E85 o el biodiésel, por lo que piden a la Administración incentivos para potenciar su uso. GM, Ford y Chrysler prevén que el 50% de los vehículos que producirán en 2012 estarán preparados para utilizar biocarburantes. Si todos los fabricantes con plantas en EE UU asumieran este compromiso, el consumo de gasolina se reduciría en cerca de 140.000 millones de litros anuales.

Más fondos

Asimismo, los tres grandes solicitaron a George Bush que la Administración presupueste fondos para desarrollar infraestructuras destinadas a la comercialización de biocarburantes. Y es que actualmente existen en EE UU 170.000 gasolineras, pero sólo hay operativos 1.100 surtidores de E85 y 1.000 de biodiésel.

Los responsables de las multinacionales pidieron además incentivos que animen a estos fabricantes a apostar por la distribución de biocarburantes y por el desarrollo de vehículos 'flexibles', capaces de utilizar combustibles tradicionales y biocarburantes.