La batalla energética

Eon acusa a sus rivales de confundir al accionariado y alterar el precio de la española

Eon inició ayer la batalla legal contra Acciona y Enel con denuncias ante la CNMV y un juzgado de Nueva York, en las que acusa a sus rivales de confundir a los accionistas de Endesa y alterar el precio de mercado de la eléctrica.

El gigante energético alemán Eon cumplió ayer sus amenazas y dio el pistoletazo de salida a a su batalla legal contra la española Acciona y la italiana Enel en su pugna por Endesa. Una guerra que ha iniciado en dos frentes: la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por un lado, y la Justicia estadounidense, por otro.

En ambos casos, el grupo alemán aspira a que sus rivales no puedan seguir comprando más títulos de Endesa e, incluso, a que tengan que vender sus actuales participaciones en la eléctrica española (del 21,03% en el caso de Acciona y del 24,9% en el de Enel), según informó en un comunicado. A su juicio, los recientes anuncios de sus oponentes acerca de una posible oferta alternativa sobre Endesa son un intento de 'confundir' a los accionistas de la eléctrica y de alterar el precio de mercado de sus título, lo que interfiere en la opa lanzada por la alemana.

Por eso, pide a la CNMV que abra expedientes sancionadores a Acciona y Enel por tres motivos: abuso de mercado, infracción de la normativa de opas y uso ilícito de información privilegiada. Como consecuencia de estas presuntas ilegalidades, pide al organismo que preside Manuel Conthe que obligue a la constructora española y al grupo energético italiano a vender sus acciones en Endesa y a impedir que compren nuevos títulos.

Además, Eon considera que la CNMV debería impedir a sus rivales la formulación de cualquier opa sobre Endesa 'de forma permanente' y no sólo durante seis meses, como ya ha hecho el regulador.

Fuera de España, el grupo alemán avanzó que acudirá, de nuevo, a los juzgados de Nueva York al entender que Acciona y Enel ha vulnerado la normativa estadounidense de mercado de valores en lo referente a los deberes de información. A juicio de Eon, el tándem Acciona-Enel ha comunicado sus planes sobre Endesa 'de forma confusa', a pesar de las advertencias que, en este sentido, un tribunal neoyorquino ya había hecho al grupo que preside José Manuel Entrecanales. Por eso, su estrategia se basará en acusar a Acciona de desacatar la orden de la juez Denise Cote, que prohibía al grupo hacer más comunicaciones que condujeran 'a engaño' o contuvieran 'omisiones'.

Eon quiere que el juzgado de Nueva York obligue a sus rivales a emitir comunicaciones públicas de rectificación sobre sus intenciones en Endesa y a que no puedan ampliar sus participaciones en la compañía, ni siquiera liquidando los contratos de swaps en vigor.

Asimismo, y dado que entiende que Enel compró su 10% directo en Endesa infringiendo la normativa de opas de EE UU, pretende que el tribunal obligue a los italianos a ofrecer la devolución de sus endesas a los accionistas a quienes se las compró.

Acciona estudia recurrir la decisión del regulador

Acciona no descarta tampoco acudir a la vía legal y está estudiando la posibilidad de recurrir el acuerdo adoptado por el consejo de la CNMV el pasado viernes, día 23, explicaron en fuentes jurídicas.

El regulador decidió impedir a Acciona y Enel formular cualquier oferta de compra sobre Endesa hasta pasado medio año de la liquidación de la opa de Eon.

Las fuentes consultadas consideran que el carácter abierto que tiene la actual normativa de opas en España permite encontrar resquicios para recurrir la limitación impuesta por el consejo de la CNMV.

Para el presidente de Eon, Wulf Bernotat, la decisión adoptada por el regulador demuestra que Acciona y Enel 'infringieron' la normativa española de opas. Por eso, alabó ayer la 'rápida' reacción de la CNMV. No obstante, subrayó que esta decisión debe ser el principio de una serie de procedimientos e investigaciones posteriores que deberían conducir a las sanciones correspondientes'.