Batalla energética

Bruselas llevará a España ante el Tribunal de la UE por no retirar las condiciones a la OPA de E.ON

La Comisión Europea acordará mañana llevar a España ante el Tribunal de Justicia de la UE por no haber retirado las medidas "ilegales" impuestas a la OPA de E.ON sobre Endesa. El portavoz de Competencia del ejecutivo comunitario, Jonathan Todd, ha confirmado que el tema va en la agenda de la reunión semanal de la Comisión que se celebrará mañana. La CNMV ha ratificado esta noche que "ha tomado nota" de la mejora a 40 euros por acción en la OPA a Endesa de la alemana E.ON, lo que supone valorar el conjunto de la eléctrica española en 42.350 millones de euros. Además, ha reiterado la prohibición a la italiana Enel y la constructora española Acciona de presentar una oferta hasta dentro de seis meses. Al cierre de bolsa, las acciones de Endesa ganaban un 0,45%, mientras que las de Acciona se recuperaban de los números rojos de la mañana, avanzando un 0,25%.

Todd recordó que, a principios de este mes, Bruselas dio un ultimátum a Madrid para que suprimiera los citados requisitos y destacó que la respuesta del Gobierno español no ha sido la retirada de las medidas. Según la Comisión, al imponer determinadas condiciones para autorizar la OPA del grupo alemán sobre Endesa, España vulneró el artículo 21 del reglamento europeo sobre fusiones, que establece la competencia exclusiva de Bruselas en operaciones de dimensión comunitaria como la de E.ON sobre Endesa.

Bruselas dictaminó, primero en septiembre y después en diciembre, que varias de las condiciones impuestas a la opa de E.ON -por la Comisión Nacional de la Energía y posteriormente por el Ministerio de Industria- son incompatibles con la legislación comunitaria.

España insiste en que las condiciones se ajustan a la legalidad

Las exigencias que más preocupan a la Comisión son: obligar a E.ON a mantener la marca Endesa durante cinco años; no vender en ese plazo los activos eléctricos fuera de la España peninsular; utilizar sólo carbón de producción nacional, y no adoptar decisiones estratégicas que puedan afectar a la seguridad del suministro contrarias al ordenamiento legal español.

Las autoridades españolas insisten en que las condiciones a la OPA se ajustan a la normativa europea y que su objetivo es garantizar el suministro energético. Madrid considera que la disputa con Bruselas es de tipo jurídico, por lo que tendrá que resolverse ante el Tribunal de Justicia de la UE.

En esta línea, el titular de Industria, Joan Clos, ha señalado que la postura española se apoya en "razones demostrables" y se ha mostrado conforme con que sean los tribunales quienes establezcan una solución.

Batallas legales en todos los frentes

La lucha por Endesa ha abierto multitud de frentes legales. Hoy, después de los acuerdos que se plantearon en la jornada de ayer, la eléctrica italiana Enel ha dado orden a sus abogados para que analicen si el acuerdo suscrito entre E.ON y Caja Madrid infringe la actual normativa sobre OPA y las disposiciones de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

E.ON ha formalizado un "equity swap" o contrato de derivados con la entidad financiera española según el cual "Caja Madrid no venderá sus acciones a E.ON en el actual proceso de la oferta pública de adquisición de acciones". El acuerdo establece además que "Caja Madrid mantendrá las acciones durante un periodo contractual de dos años, cediéndole a E.ON la totalidad de los derechos económicos de las mismas" y que "el ejercicio de los derechos políticos no se verá afectado por el contrato".

Por otro lado, la alemana se ha reafirmado, ante el comunicado emitido anoche por la CNMV, en su petición de que el supervisor bursátil abra expedientes sancionadores a Enel y Acciona y no autorice su OPA sobre Endesa. Según la alemana, el comunicado de la CNMV no aporta novedades y demuestra que la entidad no ha variado su posición. En el mismo, el regulador bursátil insiste en que no autorizará ninguna OPA sobre Endesa que formule Enel y Acciona durante los próximos seis meses a contar desde la liquidación de la OPA de E.ON en curso y que toma nota de la mejora de E.ON.

Solbes lamenta la judicialización del proceso

Ante estos movimientos, el vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha lamentado hoy la "judicialización" de las operaciones empresariales en torno a Endesa y el alargamiento de este proceso, pues "no es bueno para las empresas ni para la vida financiera".

Solbes reconoció que "nos preocupa que un tema que afecta a la vida de las empresas esté pendiente de solución durante un periodo de tiempo tan largo". En un receso de la reunión del Ecofin (ministros de Finanzas de los 27), el vicepresidente destacó que estamos asistiendo a la "invención de nuevas alternativas" por parte de las diferentes compañías implicadas en la batalla por Endesa "que no encajan en la OPA de carril" prevista en la legislación.