La batalla energética

Enel podrá tener el 75% de Endesa, según el pacto firmado con Acciona

El acuerdo difundido ayer por Acciona y Enel permitirá a la eléctrica italiana llegar a controlar hasta el 75% de Endesa si lanzan una opa mancomunada. De las nuevas acciones que adquirieran, sólo el 3,9% pasaría a la constructora. Las partes, además, podrán dividir la eléctrica a medio plazo en caso de discrepancias insalvables.

Acciona se mostraba ayer eufórica con un acuerdo, según el cual, sin comprar nada más que un 3,9% de Endesa, que añadirá a su actual participación del 21%, logrará una posición paritaria en el consejo de la eléctrica; en el holding que se creará tras la opa para gestionar aquélla con Enel y, además, logrará el control de una sociedad integrada por sus activos renovables de la constructora de Entrecanales y de Endesa.

El acuerdo, que incluye la formulación de una opa por el 100% de Endesa (en el caso de que Eon no obtenga más del 50% en la suya), está condicionado a que las opantes alcancen el 50,02% de la eléctrica (con apenas un 4% lo lograrán, pues ya tienen el 46%). En su diseño se ha tenido en cuenta 'que el valor político que Acciona tiene para Enel, bien merece para la italiana el hacer un mayor esfuerzo financiero a cambio de compartir, en una primera fase, la gestión con Acciona y cederle las renovables' según fuentes conocedoras de la operación.

Tras la opa (que no podrá lanzarse antes de seis meses), de las acciones que se adquieran, 'se le atribuirán' a Acciona un 3,9% del capital, hasta completar el 24,9%, que ya no superará. El resto se adjudicarán a Enel que, de fracasar la de Eon, podría alcanzar el 75% restante si compran (algo improbable) el 100% de Endesa . El pacto incluye la posibilidad de una 'mejora convenida' entre las partes, en el caso de recibir una oferta distinta a la de Eon.

ENDESA 22,39 0,18%
ACCIONA 138,80 -0,57%

De no alcanzarse un acuerdo, la italiana podrá decidir 'unilateralmente' la realización de una oferta, con el compromiso de adquirir a Acciona su participación. Si la oferta de mejora de Enel supusiera la continuación de Acciona, el socio transalpino 'estará obligado a adquirir (..) las acciones que debería adquirir Acciona'.

La operación está sujeta, según el acuerdo a las correspondientes autorizaciones administrativas de industria, la CNE y la CE.

Tras la liquidación de la opa, las partes crearán una sociedad holding en la que Acciona tendrá un 50,01% del capital y Enel, el resto, y a la que los socios aportarán progresivamente, hasta 2010, sus participaciones directas. El capital de esta holding nunca superará el 50% del capital de Endesa.

En esa nueva sociedad, el presidente no será ejecutivo (aunque tendrá voto de calidad) pero sí lo será en Endesa, en la que también lo nombra Acciona. El consejero delegado lo designa Enel. La opa mancomunada también está condicionada a que se levanten los blindajes del derecho de voto, que ahora los estatutos limitan al 10% sea cual sea la participación.

Trocear la eléctrica

La constructora y la eléctrica italiana se cubren también las espaldas en la resolución de posibles conflictos que surjan entre ellas. Si el desacuerdo llega a tal punto que se da lo que llaman una situación de bloqueo, cualquiera de las dos empresas podrá instar a una división del patrimonio de Endesa. Aunque fijan esta posibilidad de reparto sólo entre el quinto y el décimo año desde la firma del contrato. Esta opción y el plan de crear una filial de energías renovables, chocaría con el 'deseo' que ayer reiteró el ministro de Industria, Joan Clos, de que la compañía no acabe siendo dividida o troceada como resultado de la pugna.

El acuerdo difundido ayer designa en detalle cómo se haría primero una valoración de los activos de Endesa y luego se podrían repartir en paquetes con condiciones, como que contengan negocios integrados en electricidad o en gas, abarquen 'territorios coherentes', creen un 'mix de generación equilibrado y similar entre las distintas tecnologías'. El último requisito cae también del lado de Acciona en la balanza: el tamaño de los paquetes debe ser tal que permita a la constructora 'escoger, al menos entre dos opciones, un lote para el mercado ibérico que no supere el 30% de Endesa en ese territorio'. El resto de activos se agruparán por zonas geográficas.

Queda sellado, en cualquier caso, que alguna de las dos empresas pueda comprar o vender acciones sin el acuerdo de la otra parte.

Entrecanales controlará la fusión de renovables

La familia Entrecanales se ha asegurado de que Enel le de el control de una nueva filial de energías renovables que integraría los activos de Endesa y de Acciona. La constructora ya había comunicado esta posibilidad de integración hace meses a la Comisión del Mercado de Valores en EE UU, la SEC.

Seis meses después de tomar el control de Endesa, se creará una sociedad con los activos de renovables, incluidos los de régimen especial (lo que incluye la minihidráulica) y excluyendo los de cogeneración. Acciona, segundo operador de energía eólica en España, tendrá el 51% de esa empresa y el 49% restante será de Endesa. Además controlará el consejo. Los activos se valorarán a precio de mercado por sendos bancos de inversión designados por Enel y Acciona y se hará la media. Si la diferencia de precio supera el 10%, se encargará un tercero para hacer el promedio definitivo. A priori, Acciona tiene más activos, en una proporción 60%-30% actualmente (3.200 MW frente a 2.300). Pero el contrato fija que Endesa aporte deuda ligada a estos activos hasta llegar al 49% de la sociedad.

Habrá otra integración de activos. Si el tándem Enel-Acciona logra el control de Endesa, pasará a fusionarse con Viesgo, la eléctrica controlada por la italiana. Si logran la autorización pertinente. Igualmente se procederá a hacer una valoración a precio de mercado.

La cuarta constructora española se ha asegurado, asimismo, cualquier posibilidad de salida del capital de Endesa vendiéndole a Enel su parte. La empresa se garantiza su salida mediante una opción de venta a partir de 2010 a un precio mínimo de 38,75 euros. Teniendo en cuenta que el precio medio pagado por su 21% no supera los 35 euros por acción, Acciona obtendría importantes plusvalías. Además, ha acordado otra opción de venta anticipada a Enel que le permite desde ya (desde que Eon mejore la oferta, que fue ayer) ejercitarla. También puede hacerlo si la alemana triunfa.