Boicot informativo

Crece la división en el PP ante el boicot a los medios del Grupo Prisa

Aumentan las discrepancias entre los miembros del Partido Popular sobre el boicot informativo a los medios del Grupo Prisa (editora de Cinco Días). A las manifestaciones del domingo del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, en las que abogaba 'por trabajar para buscar soluciones para resolver cuanto antes esta situación que no agrada a nadie', se sumaron ayer otras como la del presidente del Partido Popular en Vizcaya, Antonio Basagoiti, o el portavoz del PP en Ayamonte (Huelva), Antonio Lechuga.

A preguntas de los periodistas, Basagoiti aseguró que 'no sabe' si la decisión de su partido de boicotear a los medios del Grupo Prisa 'es la más correcta'. Señaló que no 'está aplaudiendo la decisión' y confirmó que seguirá acudiendo al programa de Radio Bilbao, en el que colabora desde 1996. Por su parte, Lechuga señaló que mantendrá sus relaciones con la Cadena Ser porque 'no las podemos tirar por la borda por un pataleo'.

Otros dirigentes, como la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, o el candidato del PP en Galicia, Núñez Feijoo, apuntaron que el tema quedaría olvidado si el presidente del Grupo Prisa retiraba sus palabras. Aguirre fue más allá y dijo que 'al ser muy comprensiva y meter mucho la pata, entiendo que lo que hay que hacer es pedir disculpas y arreglarlo todo'.

Sin embargo, el secretario general del PP, Ángel Acebes, reiteró la vigencia del boicot, ya que 'nadie está obligado a acudir a la casa de quien le insulta'. Para volver a atender a medios del Grupo Prisa, Acebes insistió que el presidente del grupo, Jesús de Polanco, debe rectificar y decir 'que el PP es un partido democrático y que no busca la guerra entre españoles'.