Telefonía móvil

Euskaltel dice que ha recuperado el 54,6% de los clientes que disputa a Orange

El próximo 31 de marzo finalizará una guerra inédita en el negocio de telefonía móvil en España. Euskaltel rompió su alianza en ese negocio con Orange y se alió con Vodafone. Los antiguos socios se enzarzaron por los 421.000 clientes que compartían en el mercado vasco. Euskaltel anunció ayer que cerrará este mes con 230.000 usuarios que han optado por sus celulares (el 54,63% del mercado en litigio).

El esfuerzo le ha supuesto una inversión de diez millones de euros, por una campaña de marketing sin precedentes, que ha incluido visitas a los domicilios de los clientes potenciales, envíos de mensajes SMS y ofertas de llamadas gratis en fin de semana. Euskaltel ha movilizado a más de mil personas para la promoción de esta campaña puerta a puerta. Una vez que esa migración de clientes está a punto de concluir, según los cálculos de Euskaltel quedan 51.000 usuarios por decidirse por una u otra operadora. Si no optan por alguno de ellos, el 1 de abril pudieran estar en un limbo de las telecomunicaciones, sin operador que le preste servicio. Euskaltel, después de su despliegue como Operador de Móvil Virtual (OMV) en Euskadi, atacará el mercado de Navarra, como primer paso en su expansión fuera de su mercado doméstico. Con Eroski, que quiere ser OMV, 'no descarta proyectos conjuntos.'