EDITORIAL

Inditex suma y sigue

La multinacional gallega Inditex superó en el ejercicio contable que terminó el último día de enero los mil millones de euros de beneficio, club aún reservado a pocas empresas en España. Pero Inditex lo ha logrado con uno de los grados más intensos de internacionalización de la actividad: cuenta con 3.131 puntos de venta atendidos por más de 69.000 empleados en 64 países; factura el 60% de sus ventas fuera de España, y sólo en Europa hace el 40% de su caja, mientras mantiene presencia creciente en Asia y América. Además, prevé intensificar su oferta exterior este año con 500 nuevos establecimientos, descartando compras.

Inditex es una de las grandes apuestas españolas en el mundo, que ha revolucionado la cadena tradicional de producción, distribución y venta, en uno de los sectores más difíciles por la irrupción de China. Por eso tiene doble valor y se convierte en un ejemplo a seguir para recomponer la presencia española en el exterior.