Renovables

T-Solar aplicará nanotecnología en la fabricación de placas solares

La empresa de energías renovables T-Solar ha contratado a la estadounidense Applied Materials, especializada en nanotecnología, para la próxima instalación de su línea de producción de placas solares, en su planta de fabricación de Orense (Galicia).

T-Solar será capaz de fabricar, gracias a esta tecnología, paneles solares de capa fina de silicio mucho más grandes y potentes, aseguraron ayer ambas empresas. Pueden llegar a producir paneles de 5,7 metros cuadrados, cuatro veces más grandes que el mayor panel que se fabrica hoy.

'El objetivo es reducir los costes por unidad en los paneles para lograr que la energía solar sea más barata que la convencional', afirmó Mark Pinto, vicepresidente de Applied Materials ayer en una rueda de prensa. Pinto agregó que este objetivo será factible a partir de 2020. Los nuevos paneles reducen el coste por vatio de energía solar en más de un 25%. Además, reduce los costes de instalación y cableado.

Según las empresas, esta línea de producción nueva va orientada a reducir los costes de la fabricación y duplicar al mismo tiempo la producción de la fábrica de T-Solar, empresa participada mayoritariamente por Isolux Corsan. La planta tendrá una capacidad de 40 megavatios al año y empleará a 186 personas. La inversión será de 75 millones de euros, de los cuales buena parte se dedicará a esta línea de producción. Las empresas, sin embargo, declinaron comentar las cifras concretas.

Juan Laso, director general de T-Solar, destacó que esta nueva tecnología 'tiene garantizado el suministro de silicio' para sus placas porque sólo utiliza '0,2 gramos de silicio por MW, frente a los 10 gramos tradicionales'.