Finanzas

Barclays se postula como comprador del holandés ABN Amro

Los tambores de movimientos corporativos vuelven a sonar con fuerza en el sector bancario europeo. El interés de Barclays por el holandés ABN Amro disparó la cotización de este último en Bolsa un 9,7%. El banco británico reconoció ayer que mantiene 'conversaciones exclusivas' con ABN Amro.

El proceso de consolidación bancaria en Europa podría acelerarse en los próximos días. Barclays, la tercera entidad financiera del Reino Unido, reconocía ayer en un comunicado que mantiene 'conversaciones exclusivas' con el holandés ABN Amro. El banco británico añadió que las negociaciones aún se encuentran en una fase 'inicial y exploratoria'. ABN Amro, por su parte, afirmó que las discusiones tienen por objetivo 'crear una sociedad altamente complementaria'.

De concretarse la operación entre estos dos gigantes europeos se trataría de la mayor fusión bancaria de la historia. æpermil;sta se situaría al nivel de la adquisición de Travelers Group por parte de Citicorp -que dio lugar al líder mundial Citigroup-, que se produjo en 1998 por 75.558 millones de dólares. Al tipo de cambio de cambio actual, esta cantidad equivale a 56.795 millones de euros.

Durante el fin de semana, la prensa británica ya comenzó a dar detalles sobre la compra. El diario The Times señalaba que Barclays preparaba una oferta de 31,3 euros por cada acción de ABN, lo que supone valorar a la entidad holandesa en unos 60.000 millones de euros. Esta cantidad refleja una prima del 15% respecto al precio marcado por los títulos de la entidad holandesa el pasado viernes.

Ayer, las acciones de ABN Amro se dispararon en Bolsa un 9,7%, hasta alcanzar una capitalización de 57.700 millones de euros. Barclays, por su parte, cerró con un retroceso del 0,81%, la única caída entre los grandes grupos del sector financiero europeo.

Si se materializa la oferta de Barclays, la entidad resultante se convertiría en el segundo grupo bancario de Europa por capitalización (más de 122.000 millones), por detrás del británico HSBC, y beneficio, con unas ganancias conjuntas superiores a los 11.400 millones.

Los mercados esperaban ayer que Barclays diera más detalles sobre la operación. 'Lo más lógico sería que Barclays realizara una oferta por el 100% de ABN', explica Mario Lodos, analista del sector bancario europeo en Ibersecurities. 'Con la adquisición daría un salto importante en tamaño y podrían realizar importantes sinergias. Además, apenas tienen solapamientos en sus negocios', comenta.

Esta no es la primera vez que el banco holandés aparece en las quinielas como candidato a ser adquirido. ABN está en el disparadero después de que hace un mes el fondo de inversión TCI -accionista de la entidad- urgiera a sus directivos a realizar cambios de calado en la gestión. Entonces, los títulos del banco subieron un 6%.

Tras la fusión, el nuevo banco tendría una posición muy sólida en Reino Unido, Holanda, Sudáfrica y Brasil. Además, contaría con una fuerte presencia en Italia -donde ABN adquirió recientemente Banca Antonvenenta-, Estados Unidos y en la India.

'El interés de Barclays es lo mejor que le podía pasar ABN Amro', comenta un analista de Ahorro Corporación. El valor de la entidad se ha mantenido anclado desde el año 2000 y 'ha incumplido sistemáticamente sus objetivos estratégicos', comenta.

Aunque la opción de una oferta total por ABN parece ser la más factible, el mercado no descarta otro tipo de soluciones intermedias. El fondo TCI, en su crítica a los responsables del banco holandés, sugería que podría desprenderse de alguna de sus filiales. ABN tendría interés en vender unidades de negocio en mercados emergentes que es una de las principales apuestas de Barclays.

El consejero delegado, John Varley, explicó hace un mes a los analistas que quería que el banco creciera 'de forma agresiva' y que contemplaban la posibilidad de participar en movimientos corporativos. La última operación liderada por la entidad británica fue la adquisición del sudafricano Absa por 4.250 millones de euros. En España, en mayo de 2003, se hizo con Banco Zaragozano por 1.100 millones de euros.

Precedentes

Entre los movimientos corporativos en el sector bancario europeo, no hay precedentes de tanto calado. La mayor es la adquisición transnacional hasta la fecha son los 19.200 millones pagados que ha pagado el italiano Unicredito por el alemán Hypovereinsbank.

Santander y BBVA se descuelgan

Los dos grandes bancos españoles, Santander y BBVA, se desmarcaron ayer de las informaciones que señalaban su interés en hacerse con el holandés ABN Amro. Santander aseguró que no ha estudiado llevar a cabo una operación con ABN Amro y remitió a unas declaraciones de su presidente, Emilio Botín, cuando aseguró que ese banco 'no lo van a regalar'.

BBVA también quiso poner distancia de por medio con la posible adquisición del holandés. El banco aclaró que el presunto interés por controlar la entidad holandesa es un 'rumor', por lo que declinó hacer más comentarios al respecto.

El diario británico The Times publicó el pasado fin de semana que Santander, BBVA, BNP Paribas, ING y Royal Bank of Scotland, además de Barclays, podrían pujar por hacerse con el control de ABN Amro.

La posibilidad de que la operación de Barclays y ABN Amro prospere ha provocado reacciones colaterales, pues podría suponer el inicio de una oleada de operaciones transfronterizas en Europa.

Una de las entidades que más se revalorizó ayer fue Capitalia, que aumentó un 5,9%. El mayor accionista de la entidad, la cuarta mayor por activos de Italia, es ABN Amro. El mercado especula con que los holandeses puedan facilitar la venta del banco a un tercero. El presidente de Santander, Emilio Botín, reveló a comienzos de febrero que poseen un 2%.

Las acciones de Dexia, el tercer banco belga, también subieron con fuerza ayer (un 6,5%), por la posibilidad de que una entidad mayor trate de adquirirla.