La isla de El Hierro, 100% renovable

La isla canaria de El Hierro será la primera del mundo que se abastecerá única y exclusivamente con energías renovables gracias a un nuevo sistema hidroeólico que cubrirá la demanda eléctrica de la isla canaria. El proyecto, promovido por la empresa Gorona del Viento El Hierro -participada por el Cabildo Insular (60%), Endesa (30%) y el Instituto Tecnológico de Canarias (10%)-, se basa en un modelo de gestión energética en el que se integran dos fuentes de generación: la hidroeléctrica y la eólica.

El coste de la 'transformación', cuyo convenio han firmado hoy el director general del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), Enrique Jiménez Larrea, y el presidente del Cabildo Insular de El Hierro, Tomás Padrón, ascenderá a 54,3 millones de euros, de los que 35 millones de euros podrán ser subvencionados por el IDAE, organismo dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

De acuerdo con los datos de esta entidad, en 2007 ya se ha consignado una primera aportación de 15 millones de euros mientras que para los años 2008 y 2009 está previsto entregar el resto del importe, 20 millones de euros.

El IDAE, según explica en un comunicado, aportará también su experiencia “en la fase de desarrollo del proyecto y realizará las labores de seguimiento, inspección y supervisión durante las fases de diseño, suministro, montaje, puesta en marcha y pruebas de funcionamiento del mismo”.

En la práctica, lo que conseguirá este sistema hidroeólico, formado, entre otros elementos, por una central hidroeléctrica de 10 MW y un parque eólico de la misma capacidad, será transformar una fuente de energía intermitente en un suministro controlado y constante de electricidad, maximizando el aprovechamiento de la energía eólica y facilitando su integración en el sistema.

Las previsiones del PECAN y los beneficios medioambientales

La entidad explica que para el diseño de las instalaciones del proyecto se han tenido en cuenta la planificación energética de Canarias (PECAN 2006), que prevé un consumo de 48 Gigavatios hora/año en 2015.

En cuanto a los beneficios medioambientales, el IDAE estima que se evitará la emisión a la atmósfera de 18.700 toneladas al año de CO2, principal causante del efecto invernadero. Asimismo supondrá una reducción de 6.000 toneladas de consumo de diesel, lo que equivale a 40.000 barriles de petróleo que tendrían que llegar importados y en barco a la isla. Esto supondrá un ahorro de más de 1,8 millones de euros anuales.

También se evitará la emisión a la atmósfera de 100 toneladas anuales de dióxido de azufre y de 400 toneladas anuales de óxidos de nitrógeno, equivalente a las emisiones de un autobús de línea que recorriese 600 millones de kilómetros.