Parlamento

ERC exige una cláusula para garantizar que las inversiones se ejecutan

Como aperitivo de la negociación presupuestaria que puede abrirse a partir de septiembre si José Luis Rodríguez Zapatero respeta el calendario electoral, Esquerra Republicana de Cataluña someterá mañana a debate en la Comisión de Economía del Congreso una proposición no de ley en la que exige al Gobierno el establecimiento de una cláusula de garantía de las inversiones presupuestadas que no sean ejecutadas.

ERC hace descansar su iniciativa, que será apoyada por CiU y el PNV y ante la que el PP todavía no se ha definido, en un estudio de la Cámara de Comercio de Barcelona efectuado sobre los datos anuales de inversión publicados por el Ministerio de Fomento para los años 2004 y 2005, donde el grado de ejecución de las principales inversiones en infraestructuras de transporte presupuestadas en Cataluña fue del 73%, unos valores que, a juicio de la formación republicana, no suponen mejora alguna respecto a la media de ejecución del anterior Gobierno del Partido Popular.

Según los cálculos que ERC incorpora a la exposición de motivos de su propuesta, el Ministerio de Fomento dejó de invertir en estos dos años más de 1.100 millones de euros, 'cifras nada despreciables puesto que hubiesen podido financiar importantes infraestructuras que son completamente necesarias para Cataluña'.

A falta de datos desagregados por comunidades sobre la ejecución presupuestaria del año pasado, los Presupuestos Generales del Estado para el actual ejercicio contienen una previsión de ejecución del conjunto de inversiones del sector público empresarial en Cataluña del 76,8%, cifras que de confirmarse, supondrán, a juicio de Esquerra, un nuevo agravio comparativo para esta comunidad autónoma.

Un amplio abanico en el que cobijarse

Si las elecciones de mayo no cambian el equilibrio de apoyos parlamentarios con los que trabaja el Gobierno, el vicepresidente económico, Pedro Solbes, podrá seguir apoyándose en un amplio abanico para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene, eso sí con un coste mayor que en los pasados ejercicios. El Gobierno cuenta de antemano con un distanciamiento táctico de IU, provocado por la proximidad electoral, y también de CiU y ERC. De ahí que la prórroga presupuestaria se vea en algunos sectores socialistas como el camino más indicado.