Vivienda

La deuda hipotecaria familiar mantiene su desaceleración en enero y crece al menor ritmo desde 2003

La deuda hipotecaria de las familias mantuvo en enero la senda de desaceleración iniciada a lo largo del año 2006, y se situó en 574.135 millones de euros, lo que representa un incremento del 19,3% respecto al mismo mes del año anterior, el menor de los últimos cuatro años, según los datos publicados por el Banco de España.

Este crecimiento, aunque se sitúa aún en cifras récord en términos absolutos, se encuentra muy por debajo del registrado en el año 2003, cuando la deuda hipotecaria de los hogares aumentó un 21,6%. En 2003, la deuda superó ligeramente los 300.000 millones de euros, cifra que cuatro años después casi se ha duplicado. En 2004, el endeudamiento para la compra de vivienda aumentó un 23,7% y en 2005, un 24,3%.

El aumento del 19,3% de la deuda hipotecaria de las familias en enero de 2007 es también bastante inferior al incremento del 24,2% que experimentó el endeudamiento de los hogares en enero de 2006, lo que demuestra que la deuda de las familias por compra de viviendas se ha desacelerado cinco puntos en sólo un año. En concreto, si en enero de 2006 crecía a un ritmo del 24,2%, seis meses después, en junio del mismo año, el crecimiento se ralentizó hasta el 23,1%, y en diciembre se situó en el 19,9%, por debajo del 20% por primera vez en los últimos tres años, desaceleración que vuelve a confirmar el dato de enero de 2007.

Los causantes del estancamiento

El menor ritmo de crecimiento de la deuda hipotecaria de las familias está en línea con la ligera desaceleración de los precios de la vivienda iniciado el pasado año y con el paulatino incremento de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo en el último año, que ha situado el precio del dinero en el 3,75%. Además, se está registrando también una pequeña desaceleración del número de viviendas construidas.

En cambio, la ralentización de la deuda hipotecaria de las familias contrasta con el incremento paulatino de los créditos al consumo que recibieron los hogares en enero de 2007, con un repunte del 17,7%, hasta los 206.217 millones de euros, crecimiento notablemente superior al incremento del 12,5% registrado en enero de 2006.

Sumando ambos conceptos, la deuda total de las familias se situó en 781.628 millones de euros en enero de este año, lo que representa un incremento del 18,9% respecto al mismo mes del año anterior, crecimiento que, sin embargo, es inferior al aumento del 19,3% registrado al cierre de 2006.