Oferta

Opa millonaria sobre el centenario mercado de derivados de Chicago

La fiebre de opas y contraopas que ha afectado a las Bolsas de valores cotizadas se ha trasladado a los mercados de derivados. Intercontinental Exchange (ICE), el propietario del mercado de petróleo de Londres, ha lanzado una opa hostil de 7.500 millones sobre el mercado CBOT, tratando de frustrar la fusión de éste con CME, el otro gran parqué de Chicago.

Opa millonaria sobre el centenario mercado de derivados de Chicago
Opa millonaria sobre el centenario mercado de derivados de Chicago

El Chicago Board of Trade, el mítico parqué de Chicago donde desde 1848 se negocian casi todos los contratos de materias primas imaginables -desde metales hasta zumo de naranja o ganado porcino- ha sido objeto de una opa hostil por parte de Intercontinental Exchange, (ICE), una compañía basada en Atlanta con menos de siete años de vida pero que en 2001 adquirió el mercado del petróleo de Londres, donde cotiza el barril Brent y se negocia el 45% del petróleo del mundo.

ICE ofrece 1,42 acciones propias por cada acción del CBOT -ambas empresas cotizan en Wall Street-, lo que supone una prima del 13% sobre el cierre anterior al anuncio. Eso supone una operación de 9.900 millones de dólares (7.500 millones de euros), una de las mayores operaciones propuestas en este sector. El movimiento, que no ha sido solicitado ni consensuado con la dirección del CBOT, es un obstáculo a la prevista fusión entre los dos grandes mercados de Chicago, el CBOT y el CME, acordada en octubre.

ICE, un recién llegado a la arena de los mercados, se fundó en mayo de 2000 como empresa de intercambio de contratos sobre energía -electricidad y gas natural, sobre todo- entre compañías del sector. Una competidora de Enron. Bancos como Morgan Stanley o Goldman y petroleras como BP colaboraron en el lanzamiento con el consejero delegado, Jeffrey Sprecher.

Los accionistas de CBOT, que además de ser líder en la negociación de derivados sobre materias primas no energéticas tiene la mayor parte del negocio de derivados sobre deuda a largo plazo, deben votar el 4 de abril sobre la integración con CME. Esta operación ha despertado el recelo de los reguladores de competencia y de los propios operadores, puesto que dejaría en una sola mano la negociación de los derivados financieros de EE UU. Hace poco más de un año el mercado europeo Eurex abandonó sus planes de establecerse en Chicago para negociar futuros sobre el bono. De hecho, la incertidumbre sobre la aprobación de la fusión de CME y CBOT es uno de los argumentos esgrimidos por ICE, además de que, antes del anuncio, ofrecía una prima del 10% sobre la oferta de CME.

Fuerte subida bursátil de BME y Deutsche Börse

El rosario de operaciones ente grandes empresas cotizadas amplificó el rebote en las acciones de BME, gestora de los mercados españoles, y Deutsche Börse, que hace lo propio en Alemania. La empresa española subió un 3,43%, una de las mayores subidas de su carrera bursátil, hasta alcanzar los 36,2 euros por acción. La compañía registra periódicos episodios de subida bursátil al hilo de sus especulaciones de fusión, sobre todo con Deutsche Börse. El mercado alemán, que en junio envió una carta para explorar una alianza con BME, subió ayer el 4,08%. Otros mercados se mantuvieron más estables, como Euronext -que ya ha pactado su absorción por la Bolsa de Nueva York- o la Bolsa de Londres. De los implicados en la operación de ayer, ICE cerró con una caída del 2,90%, mientras que CBOT ganó el 18%.