Bolsas

Competir sin presencia física en los mercados

La directiva Mifid impulsará la rivalidad entre las plataformas sin necesidad de que las Bolsas se fusionen

El futuro de las Bolsas ya no tendrá que pasar necesariamente por un proceso de concentración en dos o tres monstruos financieros, como se daba por sentado hasta ahora. La aprobación de la directiva comunitaria Mifid (Markets in Financial Instruments Directive), posibilita la creación de mercados financieros alternativos que podrán competir en igualdad de condiciones con los plazas financieras tradicionales.

'El futuro de las Bolsas pasa por dos etapas diferentes. En una primera se producen concentraciones hacia grandes grupos como el que está teniendo lugar ahora con la fusión entre Euronext y la Bolsa de Nueva York NYSE. En una segunda etapa se producirá la competencia entre los grupos resultantes, los mercados locales y otros nuevos que puedan surgir sin necesidad de adquirir la Bolsa local, gracias a la libertad que otorga la directiva Mifid. Ya no va a ser necesaria la presencia física para competir en el mercado', resalta Carlos San Basilio, director ejecutivo de MTS España, la principal plataforma de negociación electrónica de deuda pública.

El primer fruto de la directiva de mercados financieros es el llamado Proyecto Turquoise, en el que siete de los mayores bancos de inversión del mundo se han aliado para crear una plataforma de difusión de datos que compita directamente con las Bolsas. La directiva Mifid exige, para fomentar la transparencia, que todas las operaciones realizadas fuera de mercado (OTC) sean comunicadas. El problema es que las Bolsas cobran comisiones por comunicar esa información y con el plan Turquoise, los bancos pretenden ahorrarse ese paso, además de tratar de captar a otros inversores cualificados para que utilicen la nueva plataforma de negociación.

Este futuro de alta competitividad obligará a las Bolsas domésticas a moverse rápido para no quedarse aisladas. Es el caso de la española BME o de Borsa Italiana. La Bolsa española salió a cotizar en julio del año pasado con la etiqueta de compañía opable, hasta en el folleto de la OPV se incluía una carta de intenciones de Deutsche Börse, que ocho meses después no se ha concretado en nada. 'Si las Bolsas locales quieren buscar alianzas, el momento es ahora', remacha San Basilio. BME cerró ayer a 36,9 euros, una revalorización del 19% desde su estreno bursátil.

La situación en el negocio de renta fija

La única plataforma con presencia paneuropea en el mercado de renta fija es MTS, que es líder en la negociación electrónica de deuda pública. En España copa el 51% del mercado, con un volumen de 400 millones de euros diarios, si bien la negociación electrónica representa un 40% del total, con lo que el peso final de MTS España es del 20%. El rival de MTS, es Senaf, el sistema electrónico del holding de Bolsas y Mercados (BME).

'MTS está presente en todos los países europeos y cada día negocia casi 100.000 millones de euros', señala Gianluca Garbi, presidente de MTS. 'Los mercados que más están creciendo para MTS son el mercado monetario y el negocio B to C Business to Consumer, el negocio entre compañías y particulares', explica el directivo de MTS.

Salvo algunos competidores con escasa presencia, el resto son locales y dependerán de los movimientos de concentración que lleven a cabo sus matices, como sucede con Senaf en España

MTS vivió el año pasado un cambio de control y el accionista mayoritario es ahora Euronext, que planea completar su proceso de fusión con NYSE el 4 de abril. 'Este proceso abre para nosotros una infinidad de posibilidades, de las que la primera es el acceso al mercado estadounidense, donde la renta fija representa una parte muy importante del negocio', afirma Garbi.