CincoSentidos

Lujos y actividades exclusivas a pie de pista

El Grupo Iglesias prepara un hotel de cinco estrellas en San Isidro

El placer de poder deslizarse por las pistas ya no es privilegio de unos pocos pero la combinación lujo y esquí sigue teniendo fuerza. La casa más cara del mundo según la revista Forbes, todavía en construcción, integrará su propia rampa de nieve y son conocidas las estaciones reservadas a la jet set más privilegiada de los Alpes suizos.

En las estaciones españolas, desde los hoteles de lujo a pie de pista, a los baños termales acompañados de masajes, los tratamientos especiales para recuperarse tras una jornada de esfuerzo en la montaña ganan adeptos.

La estación de San Isidro (León) podrá sumar pronto a su escasa oferta hotelera una de lo más exclusiva: un hotel de cinco estrellas y dos edificios de apartoteles. El Grupo Iglesias, encargado de la construcción, calcula que el complejo estará listo en 2008.

El hotel de San Isidro será así uno de los pocos de máxima categoría a pie de pista, aunque no el único. El Hotel Vincci Rumaykiyya ofrece 53 habitaciones con acceso directo a los 2.500 hectáreas de pistas balizadas de Sierra Nevada. Propone ofertas que incluyen forfait para cinco días por precios comprendidos entre los 500 y los 1.000 euros por persona. En la estación andorrana de Grandvalira-El tarter, a 150 metros del telecabina de Canillo, el Hotel Ski Plaza ofrece entrada gratis a sus clientes al vecino Palacio del Hielo. Cuenta con piscina climatizada, gimnasio, pista de squash y de patinaje sobre hielo, sauna y rayos uvas.

'Es la oferta perfecta, esquí y spa', explica una portavoz de la estación catalana de Baqueira. Los tratamientos en aguas termales y piscinas calientes constituyen un atractivo de categoría que se suma a la oferta deportistas de las estaciones. Boí Taüll abrió esta temporada en el apartotel Augusta un centro de spa para dar 'respuesta a la necesidad de completar una jornada de esquí', según indica la estación. Más de 12.000 metros cuadrados y 13 cabinas tratamientos de belleza y salud exclusivos.

El hotel Formigal, del grupo Aramón, aporta esta temporada un nuevo servicio tan original como útil: clases de iniciación a la cata de vino.