La batalla energética

Endesa suspende la junta, pero pagará la prima de asistencia a los accionistas

Los accionistas de Endesa pueden borrar de su agenda la cita del 20 de marzo. La compañía ha desconvocado la junta extraordinaria prevista para ese día después de que Eon renunciara al desblindaje de los estatutos de la eléctrica. Eso sí, los inversores cobrarán la prima de asistencia prometida.

El consejo de administración de Endesa acordó ayer por unanimidad proceder a la desconvocatoria de la junta general extraordinaria de accionistas que había sido convocada para el día 20 de marzo de 2007. Según un hecho relevante enviado ayer por la empresa presidida por Manuel Pizarro a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el objeto que justificaba dicha junta era, 'exclusivamente, el permitir que los accionistas se pronunciaran sobre las modificaciones estatutarias a las que Eon había condicionado su oferta pública de adquisición.

Endesa explica que, según la comunicación de Eon difundida el martes por la tarde, la alemana 'ha simplificado el proceso de su opa', al suprimir la condición consistente en que la junta general de accionistas de Endesa adoptara los acuerdos necesarios para la modificación de sus estatutos. Los restantes términos de la opa 'quedan inalterados'.

En función de esta circunstancia, y al no quedar ningún otro asunto a tratar en el orden del día de la junta, 'la misma ha quedado sin objeto', afirma el consejo de administración de Endesa.

ENDESA 22,36 -1,41%

No obstante, la eléctrica mantendrá el pago de la prima de asistencia de 0,15 euros brutos por acción que la sociedad había acordado abonar a quienes participaran en la reunión, aunque ésta no se celebre. La finalidad es 'responder debidamente a las expectativas de los accionistas'. La prima, asegura Endesa, se pagará a 'los accionistas que hubieran estado legitimados para participar en la junta y que hayan enviado o envíen a la sociedad la tarjeta de delegación y voto'. Este importe, reitera Endesa, no se descuenta del precio ofrecido por Eon.

Mientras, tal y como estaba previsto, la Comisión Europea lanzó ayer un ultimátum de siete días laborables a España para que retire todas las condiciones a la oferta pública de adquisición de Eon sobre Endesa, tanto las que impuso la Comisión Nacional de la Energía (CNE) que no hayan sido derogadas, como las que estableció el Ministerio de Industria el 3 de noviembre del año pasado. Si España no eliminan los requisitos a la opa de la alemana en este plazo, la Comisión llevará el caso ante el Tribunal de Justicia Europeo.

Por su parte, el eurodiputado del Partido Popular José Manuel García-Margallo pidió a la Comisión Europea que investigue si la actuación del Gobierno español y de la eléctrica italiana Enel en la compra de acciones de Endesa vulnera la legislación de la UE.

Inversores. Cuánto se puede llegar a embolsar cada socio por no asistir

La cancelación de la junta de accionistas de Endesa no eximirá a la compañía eléctrica de desembolsar en total un máximo de 158,8 millones de euros en concepto de primas de asistencia a los accionistas a una reunión que no tendrá lugar. Cada inversor se embolsará 0,15 euros por título, siempre que se cumplan las condiciones previamente acordadas por la eléctrica.

La recién llegada Enel, que controla cerca del 22% de las acciones de Endesa, según los últimos datos disponibles, puede obtener la primera compensación a su inversión desde su entrada en el capital hace menos de dos semanas. De materializarse, la italiana recibirá cerca de 35 millones por no asistir a la citada junta.

Acciona, con un 21% de los títulos de Endesa, se embolsará una cantidad algo inferior a la empresa dirigida por Fulvio Conti. Obtendrá casi 33 millones por su participación.

Otros accionistas como Caja Madrid, que tiene el 10%, se llevará unos 15,8 millones de euros y Axa, con el 5,35%, recogerá unos 8,5 millones.

Entre los inversores individuales que han comunicado sus participaciones a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Manuel Pizarro, presidente del grupo, que tiene 100.004 títulos, puede cobrar unos 15.000 euros y Rafael Miranda, con 7.585 acciones, 1.100 euros.