Estados Unidos

El 'libro beige' de la Reserva Federal constata signos de desaceleración en Estados Unidos

La economía estadounidense crece de forma "modesta" y sufre una ralentización en algunos sectores, según interpreta la Reserva Federal (FED). Así se traduce de su último estudio periódico sobre el tema, el llamado libro beige, en el que el banco central de Estados Unidos destaca los posibles efectos negativos de la ralentización de las ventas de automóviles, según los datos recogidos hasta el 26 de febrero pasado.

El otro sector que lastra a la economía del país es el inmobiliario, que pasa por un período de debilidad en "prácticamente todos los distritos" del país, según el informe. No obstante, en algunas zonas hay "signos de estabilización", añade.

En el área positiva, el libro beige coloca a las ventas de minoristas, que registraron un crecimiento "continuado". El sector de los servicios también se expandió, con aumentos "fuertes" de la demanda en salud, contabilidad, tecnología y asesorías legales.

Mientras, la actividad manufacturera se mantuvo en el mismo nivel o se expandió, "pese a la debilidad continuada de la producción relacionada con la construcción y la industria automovilística", según el informe. El banco central apunta, además, que el mercado laboral sigue "ajustado" en el área de trabajadores cualificados.

"Las presiones salariales aumentaron levemente en algunos distritos, aunque los incrementos de sueldo fueron moderados en general", dice el estudio. La inflación, por su parte, registró "pocos cambios" y en algunos distritos hubo una "moderación" en los precios energéticos y de materiales de construcción, de acuerdo con el informe.

La Reserva Federal tendrá en cuenta estas conclusiones a la hora de revisar su política monetaria en su reunión del 20 y 21 de marzo. La mayoría de los analistas prevén que no habrá cambios en las tasas de interés.

El documento no tiene en cuenta los efectos de la caída de las bolsas la semana pasada, pues sólo analizó los datos que le enviaron hasta el 26 de febrero los doce bancos centrales del país, cada uno de los cuales tiene a cargo un distrito.