Revista de prensa

Merkel muestra su poder de persuasión

Cuando Angela Merkel, la canciller alemana, tomó la silla del Consejo Europeo el 1 de enero estaba ansiosa por no incrementar ninguna exagerada expectación sobre qué podría alcanzar en los seis meses de presidencia de la UE. También estaba resuelta a devolver a la UE ciertos propósitos (...). Un elemento esencial en la mejora de la atmósfera es el mayor rendimiento económico, con Alemania haciendo una contribución esencial (...). Esta cumbre de primavera de la UE en Bruselas aparece como una ocasión más productiva que en años anteriores (...).

Algunas duras negociaciones se centrarán en persuadir a los 27 miembros de la UE para que acuerden objetivos vinculantes para 2020 sobre las emisiones de efecto invernadero (...). Otras profundas divisiones, incluida la liberalización del mercado de la energía, serán pospuestas (...).

¿Tendrá ayuda la canciller para romper el otro hueso duro de roer de su presidencia sobre cómo encauzar el proceso de la reforma constitucional? Desea salvar tanto como sea posible del Tratado Constitucional. Otros (...) quieren algo mucho más modesto. Merkel ya ha mostrado que puede ser pragmática. Quiere un resultado y no una locomotora. Está demostrando el poder de su tranquila persuasión; una vital cualidad europea.