Zona Euro

Los analistas prevén que el BCE suba mañana los tipos hasta el 3,75%

El Banco Central Europeo (BCE) subirá mañana, jueves, los tipos de interés de la zona euro moderadamente, hasta el 3,75% para hacer seguir haciendo frente a las presiones inflacionistas en la eurozona, según los analistas.

Los 55 analistas encuestados por la agencia de noticias Dow Jones han coincidido en señalar que la entidad aumentará las tasas en 25 puntos básicos, hasta situarlo en el nivel más alto desde septiembre de 2001. Los expertos dan por sentado que el banco elevará de nuevo el precio del dinero, aunque la la inflación se haya moderado en los últimos meses.

Las fuertes pérdidas en las bolsas europeas de la semana pasada y sus posibles consecuencias en el crecimiento económico mundial no repercutirán, por el momento, en la política monetaria del BCE, según los analistas.

El economista jefe del banco DekaBank, Ulrich Kater, afirmó que la entidad europea "no debe dejar que el agitado estado de ánimo coyuntural o la debilidad de los mercados financieros" influya en sus decisiones sobre los tipos.

Por su parte, el experto de Goldman Sachs Nikolas Sobczak recordó que el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, ya había advertido anteriormente de que los mercados financieros tenían una percepción del riesgo muy baja y afirmó que una corrección temporal de las bolsas permitirá que los precios de las acciones se sitúen en un nivel adecuado.

¿Más subidas para 2007?

Pese al retroceso de la inflación y la debilidad actual de la renta variable, un 62% de los analistas sondeados por Dow Jones pronosticó que el BCE subirá una vez más los tipos de interés este año, hasta el 4%.

En cambio, otros expertos, como los de la aseguradora Allianz, apuntaron que no es necesario subir más las tasas porque la bajada de los precios energéticos moderará la inflación y los salarios crecerán de forma contenida en la eurozona en 2007.

El BCE dará a conocer mañana, además, sus nuevas proyecciones trimestrales macroeconómicas, en las que revisará al alza sus pronósticos de crecimiento económico y a la baja las previsiones de inflación para 2007, previsiblemente.

En sus últimas proyecciones, dadas a conocer en diciembre, el BCE calculó un crecimiento medio del Producto Interior Bruto (PIB) de la eurozona del 2,2% en 2007 y una subida de la inflación del 2%.