Petición

Gaptel reclama una autoridad única en las 'telecos' europeas

Las operadoras españolas de telecomunicaciones reclaman a la Comisión Europea un nuevo marco regulatorio que favorezca la competencia en infraestructura, y la alertan sobre la urgencia de establecer un calendario de medidas que evite la actual incertidumbre del mercado, ya que no se espera que dicho marco tenga aplicación práctica antes de 2010.

Ambas peticiones fueron hechas públicas ayer a través de un informe de Gaptel, grupo de expertos del que forman parte ejecutivos de las operadoras, miembros de la CMT y de otras instituciones del sector. æpermil;ste fue encargado por el Gobierno español para conocer la postura del sector ante el nuevo marco regulatorio propuesto por la Comisión el 26 de junio.

Gaptel estima que este marco debe disminuir la regulación y favorecer la inversión. 'Proponemos una regulación que fomente el mercado único con un regulador europeo fuerte que tenga derecho de veto a las decisiones nacionales para homogeneizar la situación de los 25 países', dijo Jorge Pérez, coordinador de Gaptel, quien añadió la necesidad de que los reguladores nacionales tomen sus decisiones teniendo en cuenta la política industrial que marca la Comisión y los países miembros de impulsar la innovación.

Pérez apuntó el problema que supone la existencia de situaciones divergentes en los distintos países. Así, en Gran Bretaña se ha apostado por la separación funcional de las redes de BT de los servicios, mientras que en Alemania se ha optado por no regular las redes de alta velocidad.

Gaptel defiende que no se impongan las mismas obligaciones a las nuevas redes que a las antiguas de par de cobre. 'La separación funcional de las redes de acceso de los operadores históricos no resuelve la competencia. Hay que fomentar la rivalidad de infraestructuras con un marco claro que permita a los operadores valorar el retorno a la inversión'.

Servicio universal y reparto del espectro radioeléctrico

El informe de Gaptel destaca también la necesidad de contemplar la opción de eliminar la regulación del servicio universal, que debe ser sustituido por políticas públicas de extensión de cobertura. 'Definir obligaciones de servicio universal sobre servicios emergentes supone una dificultad añadida a la hora de universalizar los servicios por el impacto en los precios finales que suponen estas obligaciones regulatorias'. Respecto al espectro radioeléctrico, Gaptel cree que la Comisión debe establecer un marco intermedio en 2008 que garantice la introducción de un mercado secundario y la neutralidad tecnológica, lo que supondría el despliegue de UMTS en 900 MHz, por ejemplo.